Que ver de Glencoe a Inverness. Roadtrip por Escocia

Llevábamos ya unos cuantos días de Roadtrip por Inglaterra y Escocia y emprendíamos camino a Inverness, desde Glencoe. Nos levantamos muy pronto esa mañana porque nos había hecho una noche de perros. Dormíamos en la tienda de campaña y aunque la ubicación era muy bucólica, estábamos bastante desprotegidos, había estado lloviendo toda la noche y el viento era constante, la temperatura, unos 4 grados, a principios de septiembre.

El coche estaba lejos así que tuvimos que recoger todas las cosas, incluida la tienda de campaña, bajo la lluvia. Y como no, corriendo llevarlas al coche, te imaginarás el humor de perros con el que habíamos empezado el día. Menos mal que se nos pasa rápido y nos pusimos camino a nuestra primera parada del día, el viaducto de Glenfinnan. ¿Te suena?

Road trip por Escocia: De Glencoe a Inverness

El viaducto de Glenfinnan

Seguro que por este nombre no te suena absolutamente nada, pero si te digo que es el viaducto que aparece en todas las tomas del Hogwarts Express de Harry Potter ¿Te suena algo más?

Viaducto Glenfinnan General Inverness

Este viaducto es una verdadera atracción en la zona. La ubicación del viaducto en mitad de la naturaleza y la forma que tiene hace de él algo mágico cuando pasa el tren por el. De hecho, desde Fort William salen trenes de vapor que hacen un recorrido turístico, y como no, cruzan el susodicho viaducto. 

Viaducto Glenfinnan General Inverness

Para llegar hasta él tienes que caminar alrededor de un kilómetro porque no hay acceso con el coche. Si quieres llegar hasta arriba, sigue las indicaciones, no hagas como yo e intentes acortar por otros caminos porque te llenarás las botas de barro y seguramente te caerás.

No pudimos quedarnos mucho rato (tampoco tenía sentido) porque teníamos una cita en la destilería de Dalwhinnie para hacer una cata de whisky. Teníamos que desviarnos para ir a la destilería, luego había que desandar lo andado para seguir camino bordeando el lago Ness, hasta llegar a Inverness pero merecía la pena.

La destilería Dalwhinnie

De road trip por Escocia vas a visitar o pasar por varias destilerías, nosotros visitamos unas cuantas.

La destilería Dalwhinnie está justo en el borde del parque nacional de Cairngorms y tiene una particularidad sobre las demás, es la que está situada a mayor altura de todas, y eso que sólo está a unos 350 metros sobre el nivel de mar! Sin embargo ellos afirman que esto hace que su whisky sea diferente y mejor.

Dalwhinnie Inverness

No tienen tantas variedades como tienen otras destilerías, pero debo decirte que no sé si será por el tema de altura o por qué razón, pero es uno de los mejores whiskys que he probado, y créeme, he probado unos cuantos.

Dalwhinnie Inverness

El tour es como todos los tours de las destilerías, te explican de forma sencilla cómo, desde la cebada, obtienen whisky. Es curioso como hasta un cierto momento, el proceso de fabricación y la materia prima para fabricar whisky y para fabricar cerveza, es casi el mismo.

Lago Ness, el lago más famoso de Escocia

Para llegar hasta Inverness teníamos que recorrer el Lago Ness de sur a norte. Hay una carretera preciosa que lo recorre y tiene bastantes sitios para parar y admirar la vista o sacar alguna foto.

Lago Ness Inverness

No era nuestro objetivo visitar el Lago Ness hoy ya que para eso teníamos destinado el día de mañana. Hoy nos dirigíamos a Drumnadrochit que es donde teníamos el hotel para dejar las cosas, y luego nos íbamos a dar un paseo por Inverness. Así que no nos entretuvimos mucho.

Inverness, la capital de las Highlands

Inverness es una ciudad preciosa, a mí me encantó. Es bastante tranquila y además como podrás ver en las fotos, el día fue mejorando progresivamente y la verdad que a la tarde se estaba de lujo.

Aunque íbamos a tener alguna que otra oportunidad otro día de dar otro paseo por Inverness, hoy era el día en el que íbamos a tener más tiempo para esto.

Inverness

Inverness es una ciudad preciosa para mi gusto, no es muy grande y puedes pasear por ella durante un par de horas para recorrerla. Nosotros llegamos por la tarde, sobre las cinco, nos hacía un día espectacular y no dudamos un instante en darnos un buen paseo.

Inverness

Lo primero que te llama la atención cuando paseas por Inverness es la importancia que tiene el río Ness para la ciudad. La divide en dos, y los puentes, que tienen todos un cierto encanto, lo cruzan tanto para peatones como para vehículos.

Inverness

Dos son los puentes que más llaman la atención. El puente colgante del siglo XIX que ellos llaman Greig Street Bridge y que uno necesita cruzar un par de veces y luego buscar el ángulo para sacar la foto. El otro puente es el infirmary Bridge, frente a la catedral, que puedes cruzar cuando vayas hacia las islas del Ness.

Inverness

Cruzando primero por Greig St Bridge llegas al downtown o centro de Inverness. Es un centro pintoresco, pero sobrio. Llama la atención el mercado victoriano porque es un clásico de Inverness. Es pequeñito y se visita con rapidez, aunque te recomiendo que te detengas en algunas tiendas donde se pueden comprar gaitas o repuestos para las gaitas.

Desde el centro, tomamos la orilla norte del río en dirección al castillo, nuestro objetivo son las islas del Ness que son unas isletas que hay en el río frente al parque Bught. Puedes cruzarla y es un paseo super agradable.

Inverness

A la vuelta cambias de orilla, y puedes ver el parque, la catedral e incluso algún pescador de salmones practicando su afición.

Como te decía, me parece un final perfecto para este día, un día de turismo tranquilo pero donde habrás podido visitar y conocer un montón de sitios.

Prepara tu viaje por Escocia

Last Updated on 16 diciembre, 2020 by Veronica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.