Qué ver en La Rochelle en un fin de semana

Al borde del Océano Atlántico nos encontramos con esta hermosa localidad francesa, La Rochelle, situada en la región francesa de Nouvelle Aquitaine.

En este post te vamos a contar qué ver en La Rochelle y alguna escapadita que puedes hacer por los alrededores, como visitar una destilería de Cognac.

La Rochelle, Francia
La Rochelle, vistas desde el puerto

¿Qué hacer en La Rochelle? Visitas imprescindibles

Empezamos la visita por La Rochelle, una ciudad marítima con muchas cosas para ver.

Desde su arquitectura, sus calles porticadas, museos, hasta recorrer la ciudad en bicicleta, hacer actividades acuáticas, visitar las islas cercanas y pasear por sus preciosos parques. ¿Empezamos?

Las Torres de La Rochelle y el Puerto Viejo

En pleno centro de la ciudad se encuentra el puerto viejo de la Rochelle. Es un lugar imprescindible y un verdadero monumento histórico que tienes que visitar para conocer esta ciudad marítima.

Entrada al puerto de La Rochelle, Francia

Sus 3 torres protegían la antigua ciudad y ahora son un imprescindible para ver y también para apreciar la Rochelle desde las alturas. Ya que está permitido visitar el interior de las torres (previo pago de la entrada).

Las torres de San Nicolás (siglo XIV) y de la Cadena (siglo XIV) forman parte del acceso al Antiguo Puerto y antiguamente ayudaban a mantener la ciudad segura.

Cuenta la leyenda que la Torre de Sán Nicolás fue construída por un hada que sobrevolaba la ciudad con un saco de piedras de un castillo que fue derrumbado. El saco se abrió y las piedras formaron la torre.

La torre tiene una altura de 38 metros y está un pelín inclinada por culpa del terreno húmedo en el que fue construida.

La Torre de la Cadena es unos años más joven que la de Sán Nicolás. Su nombre proviene de una pesada cadena de hierro que había que maniobrar para permitir la entrada de barcos al puerto y poder cobrar las tasas.

En 1472 el Rey Luís XIV visitó la torre y cuenta la leyenda que con el diamante de su anillo grabó una inscripción en uno de los cristales.

Durante años sirvió como almacén de pólvora que un día estrelló y dejó a la torre sin techo durante 300 años. La reconstrucción tuvo lugar en los siglos XX y XXI.

Las torres antiguamente protegían a la ciudad de La Rochelle

La torre de la Linterna (siglos XII y XV) de 55 metros de altura es el faro más antiguo de la costa atlántica, procedente de la Edad Media. Sirvió también como cárcel de la Marina Real y de las tropas coloniales.

En sus antiguas celdas conserva más de 600 graffitis grabados por los presos durante 3 siglos.

Las calles de las Arcadas

Uno de los encantos de la Rochelle es su arquitectura y sus calles porticadas llenas de arcadas y edificios de diferentes siglos, algunos mejor conservados que otros, dispersos por todo el casco antiguo.

Este tipo de arquitectura nos muestra la vocación comercial que tenía (y tiene) esta ciudad desde su nacimiento. Esto servía para proteger las mercancías de la lluvia y las inclemencias del tiempo.

Ahora nos viene genial para cuando llueve tener un lugar donde resguardarse.

Las calles que tienes que visitar sin pensártelo dos veces son: rue des Merciers, rue Chaudier, rue du Palais y rue du Minage, entre otras.

que ver en La Rochelle, Francia
Las arcadas protegían las mercancías de la lluvia, La Rochelle, Francia

La Catedral de La Rochelle

La Catedral de San Luís de La Rochelle se erigió encima de una iglesia antigua después del asedio de 1628, cuando los católicos salieron victoriosos y deciden convertir la ciudad protestante en la cabeza de una diócesis.

Hubo bastantes problemas durante su construcción, pero finalmente después de casi 160 años la catedral fue bendecida en 1784.

Vidrieras de la Catedral de la Rochelle, Francia
Vidrieras de la Catedral de la Rochelle, Francia

Igual por fuera no parece que sea interesante pero dentro se pueden ver sus preciosos vitrales y magníficas pinturas. Además, es un buen lugar para conocer un poco más de la historia de la ciudad gracias a los paneles explicativos.

Conocer Maison Henri II

No muy lejos de la Catedral se encuentra la Maison Henri II. Es un precioso y único palacio del Renacimiento Francés, diseñado por un maestro anónimo en el siglo XVI. Solamente se puede acceder al patio y observar sus columnas, frontones y artesonados.

Y aquí viene la sorpresa… ¡la Maison Henri II no es una casa! Es solo un decorado monumental de la fachada, pero bien merece la pena ver esta obra tan bonita.

Recorrer el barrio de la Grosse Horloge

La Grosse Horloge es una torre que está situada en la muralla. Su nombre significa Reloj Grande y se refiere al reloj que se encuentra en la parte alta de la puerta. Era la entrada principal a la ciudad que la separaba del puerto.

Antiguamente tenía dos arcadas, una para los peatones y otra para los carruajes, hasta 1672 que la dejaron con una solo arcada para todo el mundo.

Horloge, La Rochelle, Francia
Torre la Grosse Herloge, La Rochelle

En la zona cercana a la torre del reloj vas a poder ver muchas mansiones medievales construidas entre el siglo XV y XVIII y casas a “pan de bois”, estas casas típicas medievales hechas con entramado de madera y barro.

Recorrer el Barrio de San Nicolás y la Plaza de la Fourche

El barrio de San Nicolás es uno de los barrios del centro histórico de La Rochelle y uno de los barrios que verás seguro durante tu viaje.

Aquí encontrarás algunos de los lugares más bonitos de la ciudad o más interesantes de visitar, como el mercado los miércoles y sábados por la mañana, La Guignette, entre otros.

La plaza del mercado de la Rochelle
La plaza del mercado de La Rochelle

Ir de compras al Marché de la Rochelle

Los miércoles y sábados por la mañana está el mercado de productos de la tierra en “Les Halles” de La Rochelle.

Aquí podrás comprar quesos buenísimos, pescados, frutas y verduras. Puedes comprar ostras y otros mariscos. Las ostras te las preparan en el momento y están buenísimas.

Yo sinceramente, no me he animado a probarlas hasta llegar a Francia. Están muy ricas, aquí es una especialidad y, lo mejor, no son caras. Por ejemplo, en un mercado como este, te pueden costar 6 ostras con una copita de vino blanco 6€.

Fer mirando las ostras en Les Halles de La Rochelle
Escogiendo las ostras en Les Halles de La Rochelle

Les Halles, el lugar donde se hace el mercado en La Rochelle, se encuentra en el barrio de San Nicolás y se anima un montón. Ideal para tomar el desayuno (petit déjeneur) o el aperitivo con ostras.

Probar los fruit de mer (ostras y mariscos)

Al ser una ciudad marítima los pescados y mariscos son su especialidad. Como te comentaba puedes probar en el mercado las ostras, pero hay muchos restaurantes donde probar “le fruit de mer”, uno de los más conocidos es el Bar André.

Es un restaurante especializado en mariscos, que si tu presupuesto lo permite, tienes que conocer.

Ostras en La Rochelle.
Ostras recién salidas del mar, La Rochelle

Tomar algo en el bar La Guignette

Para tomar algo en un lugar con buen ambiente, encontramos La Guignette. Estaba lleno de gente tomando cerveza y vino. Tienen una bebida que se llama la Guignette y es una mezcla de vino blanco con vino rosado.

Está en el barrio de San Nicolás y a nosotros nos encantó.

Entrar en el Museo del Búnker de la Rochelle

Si tienes curiosidad por visitar un búnker real, puedes encontrar uno de 300 metros cuadrados en pleno centro de la ciudad.

Construido por los alemanes en absoluto secreto en el año 1941 para poder esconder a los comandantes de los submarinos alemanes en caso de bombardeo.

El bunker de la Rochelle, Francia
El búnker de la Rochelle, Francia

Permanece en su estado original desde el año 1945, ya que durante 40 años fue olvidado por completo. Hace poco fue comprado y ahora acoge un museo.

Dentro del museo hay una colección de objetos de la Segunda Guerra Mundial, paneles explicativos y recreaciones de la historia.

Acuario de La Rochelle

Algunos ya sabéis que no soy muy fan de visitar acuarios y esta vez tampoco cambié la idea 😉

Pero es uno de los acuarios más grandes de Europa, con más de 1000 ejemplares de animales en 8 mil m2. Muy recomendable para los que viajáis con niños pequeños.

Podéis comprar las entradas por la web del acuario para evitar las colas en las cajas.

Museo Marítimo de La Rochelle

El museo es realmente un conjunto de navíos atracados en el puerto con exposiciones sobre la historia marítima de La Rochelle “hija del mar”, desde sus comienzos en el año 1000.

Acoge el navío meteorológico, La France 1, clasificado como monumento histórico. Se pueden visitar desde las salas de máquinas hasta el puente de mando y conocer la vida cotidiana de los ingenieros que trabajaban en él.

Visita también un buque remolcador o yates antiguos privados que sus dueños dejan ver.

Museo de Bellas Artes

El Museo está situado en un bonito palacio neoclásico episcopal construido a finales del siglo XVIII, que fue convertido en un hotel.

En sus exposiciones se pueden ver pinturas de los grandes artistas desde el siglo XV hasta los principios del siglo XX, con énfasis en los pintores de la región.

Dar un paseo por la zona verde del Parque Charruyer

Es un parque de 2 km de longitud que recorre media ciudad. Diseñado en 1890 sigue siendo un lugar agradable para paseos, con riachuelos y pequeños puentes.

Desde 1945 cuenta con una parte zoológica donde los peques pueden dar de comer a los patos.

Visitar el puerto deportivo

El puerto deportivo de La Rochelle fue creado en 1975 y uno de los más grandes del mundo.

Está a unos 15 minutos del centro, muy bien comunicado, aunque yo recomiendo hacer un agradable paseo en bici. Las vistas son insuperables, se ven las dos torres de la entrada y el mar azul que rodea la costa.

Caminar por la costa hasta llegar a las playas de la Rochelle

En la Rochelle tienes 3 playas y las 3 son de arena. Están muy cerca del centro y se puede llegar caminando o en un paseo en bicicleta. Además, están bien equipadas con baños y duchas.

  • La Chef de Baie está situada cerca del puerto antiguo. Forma parte de la zona protegida del mismo nombre que acoge especies sensibles de flora y fauna. Es una playa libre de humo, ideal para familias.
  • Playa de la Concurrence está situada dentro de la ciudad. Es relativamente pequeña y se llena rápido los meses de verano, pero es la opción perfecta si no tienes mucho tiempo para escaparte más lejos.
  • Châtelaillon-plage son 3 kilómetros de playa de arena fina. Preparado para hacer todo tipo de actividades como deportes náuticos y actividades con niños y en familia.

Visitas cercanas a La Rochelle

Probar el cognac

Las viñas del cognac se extienden sobre 3 departamentos, que son La Charente, la Cherente-Maritime y los Deux-Sèvres.

Puedes recorrer y visitar muchas bodegas y encontrar productores en esta zona.

Además de entrar y visitar las destilerías para comprender las diferentes etapas de la fabricación del Cognac que también verás que lo llaman agua de vida (eau-de-vie), aquí te dejo algunas de las bodegas por si quieres hacer una visita:

Chateau Royal de Cognac, es donde están las barricas de Baron Otard desde 1775.

Cognac Camus, desde 1863 fabrican cognacs muy reconocidos, tienen un circuito de visita. Es una empresa familiar desde hace 5 generaciones.

Cognac Courvoirsier, está a las orillas del Río Charente, puedes hacer una visita guiada, tienes diferentes visitas según tu presupuesto.

Isla de Ré

La Isla de Ré está comunicada con la ciudad con un puente. Lo mejor es ir ahí en bici (si vas en coche tendrás que pagar el peaje), cruzar el puente y adentrarse en los pueblos pesqueros con sus casas blancas y malvas reales.

Y después descansar en alguna de sus playas con arena fina.

También es conocida por sus salinas que ocupan el 20% de su superficie y producen al año unas 2500 toneladas de sal. Se puede visitar el Ecomuseo donde te explican el proceso de la extracción.

En la Isla se encuentra el Faro de las Ballenas construido en 1855. El nombre se debe a los avistamientos de ballenas que llegaban a la zona desde los tiempos de los Romanos.

Las vistas son impresionantes, eso sí, hay que subir unos cuantos escalones para poder disfrutar de ellas 😉

La salvaje Isla de Oléron

Si eres amante de la naturaleza te gustará esta isla. Puedes recorrer los macizos forestales y sus marismas durante todo el día y visitar las playas naturales con arena fina. No te pierdas una visita a una granja de ostras con degustación.

Lo mejor para llegar ahí es en un barco con opción de alquiler de bicicleta incluida en el billete.

¿Dónde dormir en La Rochelle?

A La Rochelle nosotros llegamos en furgo desde Nantes. Esta ciudad está bastante bien para las autocaravanas y las furgonetas. Tienes campings y lugares para aparcar gratis. Obviamente, tiene una buena oferta hotelera si vas en coche u otro transporte.

Aquí tienes una buena selección de hoteles para dormir en La Rochelle:

¿Cómo ir a La Rochelle?

Si necesitas un coche para llegar a La Rochelle, busca uno que te guste en este enlace. Y si eres fan de las autocaravanas, investiga aquí.

También se puede optar por el transporte público, como tren o autobús. Mira en Omio las conexiones más cómodas.

Seguro de viaje durante tus vacaciones

Antes de salir a disfrutar de las vacaciones en Francia, recuerda asegurar tus aventuras. ¡No hay nada peor que arrepentirse luego de no haber contratado un seguro!

Entra en la página de Chapka y elige el seguro de viaje que más encaja con tu estilo.

Planifica tu viaje a Francia

Francia tiene un montón de lugares que visitar. Os iremos contando poco a poco sobre los que vayamos conociendo e invitándoos a conocer sus diferentes destinos en escapadas cortas o de road trip. ¡Espero que os guste!

Cuéntanos, ¿tienes algún lugar imprescindible que añadir a este post?

que ver en la Rochelle

Last Updated on 16 agosto, 2022 by Veronica

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.