Qué ver en Stirling, Visitas Imprescindibles

Stirling es una de las ciudades más importantes en la historia de Escocia, y por lo tanto unas de las que te recomendamos que visites si viajas al país. Aquí te contaremos qué ver en Stirling y te daremos toda la información que necesitas de la ciudad.

Muchos van a Stirling como una excursión de un día, pero por todo lo que hay para ver también podrías dedicarle más tiempo. Cuando veas nuestra lista entenderás de qué hablamos.

Castillo de Stirling

El castillo sin duda es uno de los imprescindibles que ver en Stirling, tanto por su belleza como por su importancia histórica. Además, ubicado en la parte más alta de la ciudad te da unas vistas privilegiadas de sus alrededores. 

castillo de Stirling escocia

Las primeras construcciones del castillo se realizaron en el siglo XII, pero fue remodelado y ampliado innumerables veces por la familia Estuardo, quienes dominaron Escocia entre los siglos XIV y XVII. También hubo reformas posteriores, como la gran entrada que se hizo en el siglo XVIII.

El castillo fue protagonista de varios acontecimientos históricos para el país. Uno de los más relevantes fue la batalla del Puente de Stirling en 1297, en la que  William Wallace derrotó al ejército inglés, una de las batallas claves en la película Corazón Valiente. 

Personajes de época en el castillo de Stirling, Escocia

Dentro del castillo podrás ver el gran hall, la capilla real, los tapices, el palacio real, los jardines y muchos más lugares. 

Iglesia de Holy Rude

Cuando Stirling era la capital del reino de Escocia, esta iglesia era la que se usaba para coronar y bautizar a los reyes. Por eso se considera el segundo lugar más importante que ver en Stirling.

La primera iglesia se construyó en el siglo XII, pero tras un incendio tuvo que ser reconstruida en el año 1414.

Iglesia en centro histórico de Stirling. Escocia

La iglesia está a 5 minutos a pie del castillo y su entrada es gratuita. Pegado a la iglesia encontrarás un cementerio con la estética típica de los cementerios antiguos desde donde podrás ver tanto la iglesia como el castillo.

Recorre el centro de Stirling

La singularidad de esta ciudad se hace patente en su centro. Verás casas de estilo Tudor, plazas con estatuas de unicornios y edificios antiguos por todos lados.

En la plaza del mercado, Mercat Cross, es donde verás la estatua del unicornio.

Otro de los puntos que te recomiendo es el tolbooth. Este nombre se refería a las sedes municipales en Escocia. También funcionaban como cárcel y como corte.

Cafe hotel Stirling

El tolbooth de Stirling reabrió sus puertas en el 2002 y se convirtió en una sala de conciertos.

En el centro también encontrarás algunos centros comerciales si quieres ir de compras o a comer algo. Uno de los más bonitos es el The Stirling Arcade, unas hermosas galerías victorianas.

Visita Argyll’s Lodging

La entrada al castillo de Stirling incluye la visita a Argyll’s Lodging, una casa señorial que es un buen ejemplo de las construcciones que realizaban las familias de la nobleza para poder estar cerca de los castillos y de los centros de poder.

Es una residencia del siglo XVII, tiempos de Mary Queen of Scots, donde se puede ver el estilo renacentista. Podrás ver la chimenea, la sala, el dormitorio y el resto de los aposentos para ver cómo vivían las familias acomodadas en aquella época.

Visita la antigua cárcel de Stirling

Si viajas a esta ciudad, uno de los lugares que tienes que ver en Stirling es su antigua cárcel, que siempre abre sus puertas y donde un grupo de actores cuentan su historia.

La historia de la Stirling Old Town Jail comienza en 1847. En sus largos años también sirvió de prisión militar y como fábrica de dulces.

Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial fue abandonada y recién se la restauró en la década de 1990.

¿Alguna vez participaste de un juego de Escape Room? ¿Alguna vez lo hiciste en una prisión real? Aquí tendrás tu oportunidad de hacerlo.

Cruza el puente de Stirling

El puente de piedra que puedes ver hoy fue construido durante el siglo XV. Pero aquí existieron antes otros puentes de madera, uno de los cuales fue el famoso puente de la batalla entre  ingleses y escoceses, por lo que la zona tiene una gran importancia emocional para los escoceses.

Desde la orilla del río tendrás una de las vistas más lindas de Stirling y podrás descansar en el pasto y en la sombra que hay a su alrededor.

Visita el Museo Smith Art Gallery

El museo abrió en 1874 por iniciativa del artista Thomas Stuart Smith. Hoy alberga más de 40.000 piezas que permiten conocer y celebrar la vida, la cultura y el patrimonio de las personas de la región de Stirling, Stirlingshire y Trossachs.

En las galerías 1 y 2 encontrarás exhibiciones temporales. 

En la 3 verás la historia de la región. Desde la prehistoria con huesos de ballenas y porcelana romana. Conocerás la historia del héroe nacional William Wallace y otros héroes de la independencia.

En este recorrido entenderás la importancia que tuvo la ciudad en la historia escocesa. Y de paso podrás ver la que se dice que es la pelota más antigua del mundo.

La entrada es gratuita, así que ponlo en tu lista de cosas que ver en Stirling.

Haz la ruta hasta el Monumento de William Wallace

El monumento a William Wallace es uno de los puntos más visitados de la ciudad. Se puede llegar hasta allí a pie o en bus.

Desde el castillo hasta el monumento son 3,4 kilómetros y desde el puente son 2,4 km. Así que puede ser una buena caminata para pasear por la ciudad y disfrutar de los paisajes y atractivos de Stirling.

Ya sea que vayas en el bus urbano o a pie, llegarás a la colina Abbey Craig, donde está la taquilla para comprar la entrada al monumento, además de una tienda de recuerdos y una cafetería.

Aunque hay un bus gratuito desde allí hasta el monumento, si puedes, lo ideal es ir caminando, ya que verás el precioso verde de la colina que lo rodea y son solo 10 minutos de caminata.

Monumento a William Wallace con cielo azul

Después de subir los 246 escalones que tiene el monumento, tendrás una panorámica de toda la ciudad que te dejará alucinado. Te encantará ver cómo el río Forth bordea las casas y atraviesa los campos.

En la cima del monumento también hay un museo sobre Wallace, que podrás recorrer mientras recuperas aliento para poder volver a bajar las escaleras.

Aprende Sobre la Batalla de Bannockburn

Si te interesa la historia de Escocia, puedes aprender más en el centro de visitantes de la Batalla de Bannockburn

Podrás ver una recreación digital de la batalla en el mismo lugar que ocurrió hace siglos. ¿No parece increíble poder ver cómo fue una batalla del siglo XIV como si estuvieras en vivo y en directo escuchando y viendo cómo peleaban en la era medieval? 

También podrás ver los monumentos conmemorativos a otros héroes de la independencia como “Robert the Bruce”.

Y en el Visitor Center aprenderás sobre la historia de este acontecimiento que también fue clave en la vida de Escocia.

Stirling a Glencoe

Visita las ruinas de la Abadía de Cambuskenneth

En esta abadía descansan los restos de Jacobo III y su esposa, Margarita de Dinamarca. Para ser honestos, la abadía en sí no es gran cosa, ya que, aunque se puede entrar, no se puede subir a los pisos superiores de la torre. 

Pero lo que hace que valga la pena caminar los casi 3 kilómetros que la separan del monumento a Wallace, es la belleza del camino que acompaña el río Forth y la posibilidad de ver un pueblo pequeño y tranquilo con casas antiguas.

Tendrás lugar donde descansar y alejarte de los sitios más turísticos de la ciudad. Y cuando quieras volver a Stirling desde Cambuskenneth, si no quieres caminar todo el camino de regreso, puedes ir hasta la estación de bus o tren. 

Torre de la Abadía Cambuskenneth

Haz una escapada al atardecer para ver los Kelpies

Los Kelpies son dos esculturas gigantes con forma de cabeza de caballo que representan parte de la mitología escocesa.  Están en Falkirk, a unos 22 kilómetros de Stirling. 

Ubicadas junto al canal Forth y Clyde, el paisaje que rodea estas asombrosas esculturas realzan su belleza y hacen que la visita sea extraordinaria.

los kelpies de falkirk. Escocia

La elegancia y el tamaño de los kelpies hacen que te quieras quedar más tiempo. Tienen más de 30 metros de alto y pesan más de 300 toneladas.

Lo ideal es visitarlas al atardecer, para ver el reflejo del sol en el agua y en el metal de los caballos gigantes.

Sube al Falkirk Wheel y descubre esta obra de ingeniería

A 19 kilómetros de Stirling encontramos esta obra impresionante. 

La Falkirk Wheel es un ascensor de barcos que permite salvar los 24 metros de diferencia que hay entre la altura del canal Forth y Clyde y el canal Unión

Antes esto se realizaba con un sistema de exclusas que luego se tapó con tierra, y cuando decidieron reconstruir los canales que unen Glasgow y Edimburgo realizaron un concurso de diseños y este fue el que ganó.

Falkirk wheel. El ascensor de barcos.

Junto a la rueda de Falkirk hay un centro de interpretación y un bar. Y no solo verás todo desde afuera, se pueden hacer tours para navegar y para poder girar dentro de las ruedas Falkirk.

Además, hay una cancha de mini golf, así que también tendrás otras actividades para divertirte además de ver el funcionamiento de esta obra única.

Qué es Mote Hill y la piedra de las decapitaciones

Su nombre no suena muy atractivo, pero es un lugar muy interesante para visitar. Tal vez no tanto por la piedra en sí misma, pero sí te gustará todo lo que la rodea.

Como la piedra se ubica sobre la cima de la Mote Hill (colina), desde aquí tendrás muy buenas vistas del monumento a William Wallace, el puente de Stirling y el río Forth.

La piedra está guardada como en una pequeña jaula y fue usada durante el siglo XV para ejecutar a varias personas famosas de la época, como al Duque de Albany y sus dos hijos.

Los arbustos que rodean la piedra y los conejos que a veces se animan a saltar por allí hacen que a pesar del nombre, la zona sea mucho más alegre de lo que uno puede suponer.

Información Práctica para tu visita a Stirling

Ahora que ya sabes qué ver en Stirling, veamos toda la información que necesitas para disfrutar de la ciudad.

Cómo llegar a Stirling desde Edimburgo

Stirling está a 60 kilómetros de Edimburgo y estas son las distintas formas para llegar hasta aquí:

En tren

Al ser uno de los puntos más turísticos del país, existen muchísimos trenes diarios haciendo este recorrido. El viaje dura unos 50 minutos. Puedes chequear horarios y costos en la página oficial de Scotrail.

En bus

También hay múltiples opciones de horarios. El viaje dura más tiempo pero es un poco más económico. Las empresas que van son Citylink o Megabus y puedes chequear la información en TravelingScotland.

En coche

Si puedes, ir en coche es una gran opción, ya que te permitirá recorrer otros pueblos en el camino y visitar todo con tus propios tiempos. El viaje es de unos 50 minutos. En el trayecto podrías parar a conocer los Kelpies.

El unicornio es un simbolo de escocia. Castillo de Stirling

Cómo llegar a Stirling desde Inverness

Las opciones son las mismas que desde Edimburgo, pero la distancia desde Inverness a Stirling es bastante más larga, son 230 km, por lo que el viaje dura casi 3 horas en coche y más o menos lo mismo en tren. 

Los trenes salen cada 2 horas, así que tienes que planificar bien el viaje si pretendes ir y venir en el día. Pero por la distancia, lo más recomendable sería hacer noche en Stirling, sino no te quedará mucho tiempo para conocer la ciudad.

Dónde dormir en Stirling

Hay docenas de hoteles y alojamientos en Stirling, así que tienes unas cuantas opciones para elegir. Te dejamos algunas recomendaciones.

Allerton – Victorian Character Home

¿Te gustaría dormir en una casa de estilo victoriano? Esta es tu oportunidad. Podrás disfrutar del jardín, la chimenea y la belleza clásica de esta casona de 3 dormitorios, cada uno con su baño privado. 

Haz tu reserva aquí.

Fachada Hotel Colessio Stirling

Victoria Square & The Orangery

Este hotel funciona dentro de una mansión increíble y cada habitación está decorada con un estilo elegante y sobrio.

Es uno de los hoteles más lujosos de Stirling y el restaurante Orangery no se queda atrás con sus platos gourmets.

Haz tu reserva aquí

Castlecroft Bed and Breakfast

El Castlecroft también es muy elegante pero más modesto. Tiene terraza y algunas de las habitaciones tienen su propio patio. Todos los días ofrece desayuno buffet.

Haz tu reserva aquí.

Cómo moverte por Stirling

La ciudad es pequeña y se puede llegar a la mayoría de los lugares turísticos caminando. Sin embargo, también hay buenos servicios de transporte público que conectan al centro con los principales puntos de interés.

El bus que va al castillo sale cada 20 minutos de lunes a sábado.

Para ir al monumento de Wallace puedes tomar los buses 54, 62 y UL frente a la Wallace High School.

Las dos paradas más importantes son las de Murray Place y la Estación de Bus.

Para más información, puedes consultar esta página con mucha información de la ciudad.

Esta fue nuestra guía de qué ver en Stirling. Una ciudad que tiene tanto lugares históricos como paisajes preciosos y muchas cosas para conocer en sus alrededores.

Su castillo y su iglesia son sin dudas los dos imperdibles, pero si tienes tiempo aprovecha para conocer todo lo demás.

Planifica tu viaje a Escocia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.