La Alcarria. Siguiendo los pasos de Cela