Qué ver en Cuenca en 1 día

Aprovechando que estamos de vacaciones, hace un par de días nos levantamos con pocas ganas de estar en casa y con ganas de hacer kilómetros, así que decidimos coger el coche y nos fuimos a Cuenca, son unos 200 kilómetros desde Madrid, que no llegan a las 2 horas en coche.

La única vez que habíamos estado en Cuenca fue para una boda, así que no tuvimos la oportunidad de conocer mucho la ciudad, solo nos sirvió para darnos cuenta de que teníamos que volver.

Cuenca, Patrimonio de la Humanidad

Como sabéis, Cuenca ha sido declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una ciudad sorprendente, ya que puedes encontrar patrimonio cultural y naturaleza tan solo a unos pasos. El casco antiguo parece que se quedó en el tiempo.

Lo primero que hicimos al llegar fue ir a lo que ya conocíamos, la Calle San Francisco, paramos a comer algo en la Barrica de San Miguel, está bien de precio y son muy amables. Cuando salimos nos dejamos las gafas en la mesa y nos las guardaron. Y eso que había mucha gente!

Después nos encaminamos a las Casas Colgadas, pero hicimos una primera parada en el Parador de Cuenca, Antiguo Convento de los Paules, hay un pequeño parking fuera que medio se puede dejar el coche. La verdad es que hay unas vistas espectaculares desde ahí, si vais bien de presupuesto, es un buen sitio para quedarse a dormir.

Puente de San Pablo y las Casas Colgadas

Después de dejar el coche, nos dirigimos hacia el Puente de San Pablo, tiene unas vistas espectaculares de las Casas Colgadas y de la Hoz del Huecar. Y parece que también existe la costumbre de dejar candados, por parte de parejas enamoradas, costumbre que he leído por ahí, se la atribuyen al escritor Federico Moccia.

Cuenca, puente casas colgadas

Después de hacer unas cuantas fotos y darnos un paseo andando, volvimos a buscar el coche para, sinceramente, aparcarlo bien.

Conducir por el casco antiguo de Cuenca es bastante complicado, entre que no lo conoces, te pasas una calle y tienes que dar toda la vuelta otra vez, las calles son estrechas, es mejor ir en moto, jejeje, o encontrar la subida al Casco Antiguo a la primera.

Conseguimos llegar al Camino de los Jerónimos, hay que seguir las indicaciones de “Barrio del Castillo”, ahí dejamos el coche, bien aparcado. Comentarles que en esta zona también hay unos cuantos restaurantes que tienen buena pinta, aunque parecen muy turísticos, así que, como ya habíamos comido nos tomamos un café.

Miradores de Cuenca

En esta zona hay un montón de miradores, con unas vistas espectaculares de la ciudad de Cuenca y de la Hoz del Huecar, (si vas un fin de semana o si te gusta la naturaleza, hay unos cuantos caminos para hacer senderismo o ir con la bici).

Por el Camino de Los Jerónimos, bajamos hasta la Plaza Mayor. Primero te encuentras con las Ruinas del Castillo de Cuenca, luego bajamos por la estrecha calle y visitamos la Catedral de Santa María y San Julián de Cuenca y recorrimos el centro histórico, metiéndonos por callejuelas y encontrando sitios estupendos, como el Barrio de San Martin, conventos, que cumplen la misma función que en sus inicios, etc.

Para los que tengáis pensado ir más días, si les gustan las rutas en bicicleta, podéis echarle un vistazo a la web del Ayuntamiento de Cuenca, tiene un par de rutas en bici que tienen buena pinta. La verdad que nos quedamos con ganas de más, pero teníamos que volver a casa.

Espero que tengáis la oportunidad de visitar la Ciudad de Cuenca próximamente!!!

Prepara tu viaje a Cuenca

Last Updated on 23 agosto, 2021 by Veronica

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.