Las joyas de la costa gallega

Galicia es una de las comunidades autónomas en las que más se ha incrementado el número de turistas en los últimos años. Con una amplia oferta cultural y gastronómica, Galicia ofrece a sus visitantes lo mejor de la costa y el interior en un lapso muy reducido de tiempo.

Además de contar con un contraste entre el mundo rural y el urbano que hace las delicias de aquellos que quieren huir a la naturaleza un par de días pero sin renunciar a las comodidades que les ofrecen las grandes ciudades.

Las joyas de la costa gallega

Así, en Galicia se puede disfrutar de todo lo imaginable: playas, montañas, espacios naturales y grandes ciudades se dan la mano en una comunidad en la que las distancias más largas se pueden salvar en un par de horas en coche. Como se puede imaginar, hay mucho más que ver más allá del Camino de Santiago.

Galicia

 Foto: Wikimedia // Luis Miguel Bugallo Sánchez //CC BY-SA 4.0

Uno de los atractivos más conocidos de Galicia en todo el mundo es su gastronomía, y es que en esta comunidad el comer se convierte en un auténtico arte.

La mejor época del año para disfrutar de la gastronomía gallega es en verano ya que en la época estival todos y cada uno de los pueblos gallegos cuenta con una fiesta propia que tiene un plato (o bebida) típico como protagonista: fiesta del pulpo, de la empanada, del mejillón, del Albariño y un largo etcétera.

Pero más allá del buen comer y de los lugares y monumentos que todos tenemos en la cabeza cuando pensamos en Galicia (la Catedral de Santiago, la Torre de Hércules en A Coruña, las Islas Cíes, etc.), esta comunidad cuenta con parajes de una belleza excepcional que muchos desconocen, incluidos los propios gallegos. Muchos de ellos se esconden en la costa.

En la provincia de Pontevedra se encuentra la Illa de A Toxa, conocida a nivel nacional por sus aguas termales. Esta localidad se posiciona como un destino ideal para todos aquellos que viajen a Galicia buscando un espacio tranquilo pero sin renunciar al lujo.

La isla cuenta con una gran oferta de turística entre la que destacan sus hoteles de lujo, balnearios, pistas de tenis, campo de golf, puerto deportivo, piscinas, e instalaciones para practicar el tiro al vuelo o el tiro con arco.

Además, A Toxa también cuenta con un espectacular casino que se posiciona como uno de los más antiguos de toda España.

Abierto en 1978, más de 300 años después de la aparición en Europa de Il Ridotto, la primera casa de apuestas reconocida como tal, el casino de A Toxa sigue en activo albergando diversas competiciones de prestigio que movilizan a jugadores consagrados del panorama gallego y nacional.

Otro de los puntos de interés de esta localidad es su ermita, también conocida como la capilla de las conchas por estar recubierta en su totalidad por conchas de vieira.

Galicia

Foto: Wikimedia//Miguel Ángel García // CC BY 2.0

Para los que busquen una Galicia más enxebre y máxica, Pontevedra también cuenta con espacios para ellos. A Finca de Frendoal, también conocida como el Bosque Encantado o Casa do Conde, se encuentra ubicada en Aldán y es un espacio natural de lo más llamativo.

En esta finca se encontraba el pazo de los Condes de Canalejas, un espacio empleado por la familia noble y sus allegados para la práctica de la caza y otras actividades de ocio.

La construcción de la carretera PO-135 dividió la finca en dos y hace un par de años la familia la donó al concello de Cangas que a su vez la ha abierto al público, eso sí, sin llevar a cabo ningún tipo de trabajo de restauración o mantenimiento.

Esto  provoca que adentrarse en esta finca sea como entrar en las mágicas tierras de alguno de los reinos que plagan las páginas de los cuentos de los más pequeños. El elemento más llamativo que esconde esta finca es un pequeño castillo que comenzó a construirse en la década de los 60 pero que nunca llegó a ver sus obras finalizadas.

En la actualidad este pequeño castillo conserva en perfecto estado los torreones y las almenas aunque su visita interior no es recomendada por la gran cantidad de suciedad que hay y la falta de luz.

Para los amantes de la naturaleza en su estado más salvaje, Galicia cuenta con uno de los conjuntos de acantilados más espectaculares de toda Europa: el de Vixía Herbeira.

En este punto de la costa gallega se da la coincidencia de que el pico más alto de la sierra forma parte a su vez de un sistema de acantilados costeros. De esta forma, Vixía Herbeira se posiciona como el techo de la sierra de A Capelada, conformando a su vez los acantilados más altos de la Europa continental.

Las vistas que se pueden disfrutar desde esta localización son inigualables, aunque el mejor punto para apreciar la inmensidad del Océano Atlántico es el que se encuentra en la conocida como Garita de Herbeira.

Construida en 1805 en el punto más elevado de la zona, esta antigua caseta que cumplía con las funciones de puesto de vigilancia costera en la actualidad ha sido reconvertida en un mirador desde el que se pueden apreciar las vistas más espectaculares de este sistema de acantilados gallegos.

Galicia

 Foto: Wikimedia // carrodeguas // CC BY-SA 3.0

Last Updated on 25 agosto, 2021 by Veronica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.