Descubre el encanto de las Rías Baixas en dos días

Hoy os traemos un post de los que tienen encanto e inspiran nuevos viajes. Viajar a Galicia siempre es un placer, desconectar de la ciudad y adentrarse en sus numerosos pueblos con encanto no tiene precio. Nosotros ya habíamos estado en Galicia en una visita de día y medio a Vigo y la verdad es que nos supo a poco. Con ganas de descubrir un poco más las Rías Baixas gallegas planeamos una escapada de dos días para visitar Ribeira, A Pobra do Caramiñal, Padrón, Corrubedo y Porto do Son.

Visitar las Rías Baixas

Seguro que os estáis preguntando cómo es posible que se puedan visitar (y visitar bien, no solo de pasada) tantos lugares en dos días. Pues bien, es posible, no os preocupéis, tan solo hay que organizarse bien y trazar una buena ruta ya que todos estos municipios se encuentran muy cerca unos de otros y de manera sucesiva.

castro de baroña, Rias Baixas, Galicia

Foto: Wikimedia // Luis Miguel Bugallo Sánchez // CC BY-SA 3.0

Lo mejor es establecer el puesto base en Ribeira, que funciona a modo de punto neurálgico desde el cual podemos desplazarnos al resto de lugares. Ribeira es, sin duda, la localidad más grande de todas las visitadas y cuenta con uno de los puertos de bajura más importantes de la Comunidad. Al ser una localidad mediana y adaptada en los últimos años al turismo encontrar alojamiento es muy fácil, desde hoteles a pequeñas casas de turismo rural que os trasportarán a la tranquilidad más absoluta que solo las zonas más apartadas de Galicia pueden ofrecer.

Entre sus atractivos naturales destacan las playas de Aguiño, Touro, Vilar o Castiñeiras. Todas ellas cuentan con los servicios necesarios para disfrutar de unas horas de relax junto al mar, aunque debemos extremar la precaución cuando vayamos a bañarnos, sobre todo si vamos en una época en la que no está operativo el servicio de socorrismo. Además, es importante que tengáis en cuenta que son zonas con bastante viento por lo que llevar una chaquetita, incluso en verano, nunca os sobrará si sois algo frioleros.

praia do castro, Rias Baixas, Galicia

 Foto: Wikimedia // Luis Miguel Bugallo Sánchez // CC BY-SA 3.0

Otra visita obligada en Ribeira es la del Dolmen de Axeitos. Esta construcción datada entre el 3.600 y 4.000 a.C. es uno de los mayores exponentes de la cultura neolítica en la Comunidad y está considerada, junto con el Dombate en Cabana de Bergantiños, como el “Partenón del megalitismo gallego“. Esta tumba colectiva se encuentra en medio de un bosque de robles en una zona que ha sido habilitada para su visita.

De hecho, en sus proximidades podemos encontrar un pequeño parque infantil para que los peques de la casa se entretengan sin causar ningún daño al monumento ya que es habitual que alguno que otro aproveche para subirse a estas piedras milenarias a pesar de las prohibiciones que hay al respecto. Llegar hasta allí es muy sencillo, tan solo tendremos que seguir la AC-550 hasta llegar a la rotonda del hospital y desviarnos por la AC303 en dirección Axeitos. Una vez pasado un pequeño puente encontraréis diversos carteles que señalizan su ubicación.

Dolmen de Axeitos, rias baixas, galicia

Foto: Wikimedia // Arturo Nikolai // CC BY 2.0

Podéis aprovechar para realizar estas dos visitas por la mañana y a la tarde dirigiros a Pobra do Caramiñal y Padrón. La señalización para llegar a ambos está muy clara, así que no tendréis ningún problema para llegar. A Pobra es un pequeño pueblo costero que renace en los meses de verano con la llegada de turistas procedentes de diferentes partes de España. Además de su encanto marinero, A Pobra cuenta con varias construcciones de gran interés arquitectónico como la Torre Bermúdez Museo de Valle-Inclán, la Casa Mariñeira o el Pazo Torre de Xunqueiras.

La primera de ellas se posiciona como uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil del renacimiento gallego; en su fachada se pueden ver sirenas, gárgolas, figuras mitológicas y máscaras. En su día la Torre Bermúdez fue propiedad de los padres del escritor Valle-Inclán motivo por el cual en la actualidad alberga en su interior un museo dedicado a su figura. La Casa Mariñeira, por su parte, conserva la fachada de una casa marinera tradicional del siglo XIX en la que destaca un peculiar corredor de madera. En la actualidad funciona como un museo de exposiciones temporales. El Pazo Torre de Xunqueiras se encuentra a las afueras del pueblo y es uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar y palaciega del siglo XV.

Otra visita obligada en A Pobra es la subida al mirador de A Curota, a más de 360 metros de altura. Desde allí podréis disfrutar de unas vistas espectaculares de la Ría de Arousa y visitar un pequeño monumento erigido en honor a Valle-Inclán, a quien según dicen le encantaban los paseos por la sierra del Barbanza.

Mirador de curota, rias baixas, galicia

 Foto: Wikimedia // Mboesch // CC BY-SA 3.0

Siguiendo con nuestro recorrido nos dirigimos a Padrón, conocido mundialmente por sus pimientos, aunque realmente estos se cultivan en Herbón. Tras la parada obligada para degustar este manjar (¡mucho cuidado con los que pican!) podemos desplazarnos hasta el Jardín Botánico, declarado Monumento Artístico Nacional en 1946 y considerado como uno de los jardines más antiguos del país. A pesar de lo reducido de su extensión, a penas una hectárea de terreno, este jardín botánico cuenta con más de 300 especies, entre las que se encuentran algunos de los ejemplares más singulares de toda Galicia.

En uno de los extremos del Jardín, siguiendo la Avenida de la Estación, se encuentra la Casa-Museo Rosalía de Castro. Esta mujer, que nació en Santiago de Compostela pero vivió gran parte de su vida en Padrón, es una de las escritoras más importantes de las letras gallegas. De hecho, el Día de las Letras Gallegas, celebrado el 17 de mayo y festivo en toda Galicia, es un homenaje a la escritora ya que ese mismo día en 1863 se publicó la primera edición de Cantares gallegos, una obra que marcó el comienzo del Rexurdimento cultural de la lengua gallega.

Padron, rias baixas, Galicia, Xullo

 Foto: Wikimedia // Luis Miguel Bugallo Sánchez //  CC BY-SA 3.0

Otro de los monumentos más llamativos de la localidad es el antiguo depósito de sal del siglo XII conocido como Alfolí do Sal y situado en la Plaza de Ramón Toxo. El Palacio de Quito, de estilo renacentista, y el Cruceiro de Fondo de Vila son otros dos puntos de visita interesantes si vais bien de tiempo.

Para la ruta del segundo día, es recomendable no seguir el orden lógico de los municipios (Corrubedo y Porto do Son) sino alterarlos y visitar primero Porto do Son ya que cuenta con dos lugares que es mejor disfrutar durante la mañana. El primero de ellos es el castro de Baroña, un antiguo asentamiento castrexo que cuenta en la actualidad con las denominaciones de Patrimonio Artístico Nacional y Bien de Interés Cultural. Lo más impresionante de este castro es su ubicación, sobre una península rocosa en la playa de Area Longa, ofreciendo unas vistas espectaculares sobre la inmensidad del Océano Atlántico.

El de Baroña no es el único castro marítimo de Galicia pero sí es de los mejores conservados; gracias a ello podréis pasearos por las diferentes edificaciones y las dos murallas defensivas con las que contaba en la Antigüedad. ¡Aviso a navegantes! El acceso está bien señalizado pero debe hacerse a través de un camino de tierra con rocas y diversos desniveles por lo que no lo recomiendo si tenéis que llevar sillita para los niños o si alguien del grupo tiene algún tipo de problema de movilidad.

Por otra parte, el castro se encuentra en una zona completamente abierta al mar por lo que también es recomendable echar mano de las modas que triunfaron en algunos deportes y enfundarnos en una sudadera gordita para hacer frente al viento gélido de la costa gallega. Sí, también en verano, creedme.

Castro de Baroña, rias Baixas, Galiza

Foto: Wikimedia // Luis Miguel Bugallo Sánchez //  CC BY-SA 3.0

De Baroña nos desplazamos a la playa de As Furnas, en Xuño. Esta playa es mundialmente conocida por ser el lugar donde Ramón Sampedro, cuya historia fue llevada al cine por Amenábar en Mar Adentro, tuvo el accidente que lo dejaría postrado en una cama durante el resto de su vida. La playa cuenta con todo tipo de servicios (duchas, baños, socorristas aparcamiento, etc.) y es idónea para todos aquellos que practiquen surf.

Sin embargo, es importante extremar las precauciones ya que el arenal se encuentra en mar abierto y las corrientes de agua son tan fuertes que no seríamos los primeros en llevarnos un susto. Justo a pie de playa se encuentra un pequeño bar-restaurante que es perfecto para comer mientras se disfruta de una panorámica del mar.

Corrubedo dunas, Rias Baixas, galicia

 Foto: Wikimedia // Luis Miguel Bugallo Sánchez //  CC BY-SA 3.0

Ya por la tarde nos dirigimos hacia Corrubedo cuyo mayor atractivo es el Parque Natural de las Dunas. Se trata de un espacio natural protegido que cuenta con un espacio de cerca de 1.000 hectáreas en las que se encuentran zonas de dunas de hasta 4 kilómetros de longitud, acompañadas de marismas, lagunas de agua salada y dulce y playas dignas de postal.

El principal atractivo de este parque, que cuenta con zona de aparcamiento gratuito, es la duna móvil, que cuenta con 1 kilómetro de longitud y casi 20 metros de alto. Antaño se podía pasear por la propia duna pero en la actualidad es obligatorio recorrerla a través de unas pasarelas de madera para preservar así la flora y la fauna de la zona. Además de la duna móvil, también es interesante acercarse paseando hasta la laguna de Carregal, conectada al mar, y hasta la de Vixián, en este caso de agua dulce.

El resto de la tarde podéis pasarla disfrutando en la playa hasta que se ponga el sol, coincidiereis conmigo en que son unas vistas increíbles. Antes de volver a casa, podéis desplazaros hasta el propio pueblo de Corrubedo y tomar algo en alguna de las cafeterías del paseo marítimo. No hay nada más relajante que disfrutar de la paz y tranquilidad que aporta el ruido de las de las olas del mar al romper.

¿Qué os ha parecido este recorrido exprés por el norte de España? ¿Os animáis a visitar las Rías Baixas gallegas?

Last Updated on 16 diciembre, 2020 by Veronica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.