Qué ver en Cracovia en 4 días, Itinerario + Tips

Cracovia es una ciudad que nos sorprendió y a la que tenemos ganas de volver. Es muy bonita, tiene mucha historia y lugares interesantes para visitar.

En este post te hago un resumen de qué ver y hacer 4 días en Cracovia y los alrededores, y a continuación, vas a encontrar unos cuantos tips para organizarte que harán tu viaje más fácil. ¿Comenzamos?

Escucha nuestro podcast sobre Cracovia en tu smartphone o en tu ordenador.

Cracovia en 4 día, visitas imprescindibles día a día

Cracovia, Patrimonio de la Humanidad, tiene un montón de cosas para ver, así que si solo tienes cuatro días como tuvimos nosotros, toca organizarse bien para no perder el tiempo.

que ver en cracovia, Polonia

Primer día: Casco Antiguo de Cracovia y Colina de Wawel

El centro histórico de Cracovia o Stare Miasto (es la forma polaca para decir ciudad antigua) es lo primero que tienes que visitar.

Nosotros hemos escrito este post sobre el centro de Cracovia y todas las cosas que tienes que visitar.

Plaza del Mercado

En polaco se llama Rynek Główny, por si ves alguna señal 😉

La Plaza del Mercado que tiene unos 40.000 metros cuadrados!

Es la más grande de Europa y una de las más bonitas, rodeada de antiguas casas y palacios. 

En el centro de la plaza está el monumento a Adam Mickiewicz, el poeta polaco del romanticismo que escribió la epopeya nacional – Pan Tadeusz (Don Tadeo). Es como Cervantes para los españoles 😉

Plaza Cracovia Puesto Comida

Este monumento es el punto de encuentro de los ciudadanos y el punto de partida para muchos tours, así que ¡tenlo localizado!

Debajo de la Plaza del Mercado podemos visitar el Museo Subterráneo. Los visitantes pueden conocer los restos medievales y aprender más sobre la historia de la primera capital polaca. Hay que reservar con antelación o ir con un tour guiado.

La Lonja de Paños

La Lonja de Paños (Sukiennice) es un edificio situado en la Plaza del Mercado y, efectivamente, es un antiguo mercado.

Fue construído en el siglo XIII y en principio era el lugar donde se vendían telas y paños, de ahí su nombre.

Después de un incendio, fue reconstruido en estilo renacentista. Entonces servía como sitio de encuentro para comerciantes de todo el mundo para hablar de negocios y hacer trueques.

Lonja de Paños Cracovia

Ahora está lleno de puestos que venden souvenirs, entre ellos muchos donde comprar el famoso ámbar polaco. Si te fijas bien, debajo del techo está colgado un cuchillo.

No se sabe exactamente cuándo apareció ahí y hay dos leyendas que explican su procedencia. Una dice que el cuchillo avisaba a los comerciantes que, según el Derecho de Magdeburgo, quién robaba se le cortaba la mano.

Y la otra cuenta la historia de dos hermanos que tenían que construir las torres de la Basílica de Santa María (ya verás que tiene torres de diferentes alturas). Cuando uno de ellos vio que la del hermano era más alta, lo mató con este cuchillo y arrepentido, se tiró de la torre más alta.

Basílica de Santa María

La Basílica de Santa María, construida en el siglo XIV, es una de las más famosas de Polonia. Es popularmente conocida como Kościół Mariacki.

Cuenta con un retablo de madera, el más grande de Europa, de 12 metros de largo y 11 de alto, hecho por un artista muy conocido del siglo XV, Veit Stoss.

A primera vista se nota que sus torres no son de la misma altura – mira arriba para conocer la leyenda que cuenta el porqué.

Retablo Catedral Cracovia

Cada hora desde una de las torres se toca Hejnał Mariacki, una melodía con trompeta que se corta bruscamente.

Eso se debe a una leyenda, que dice que la melodía original fue tocada para avisar a los ciudadanos del ataque de los enemigos y el trompetista fue alcanzado por una flecha.

Merece la pena la visita al interior de la basílica y subir una de sus torres para apreciar las vistas de Cracovia.

Iglesia de San Adalberto

En polaco Kościół św. Wojciecha, es una de las iglesias con más encanto de Cracovia. Un edificio pequeño, situado en la intersección de la calle Grodzka y la Plaza del Mercado, construido en el siglo XI.

Sigue en funcionamiento y, además, organiza conciertos de música clásica.

Basílica de San Francisco de Asís

La Basílica fue construída en el siglo XII y es uno de los edificios más antiguos del casco viejo de Cracovia y el primero edificado con ladrillo.

Dentro está llena de una mezcla de estilos debido a numerosas remodelaciones durante siglos. Dicen que fue la iglesia preferida de Karol Wojtyła cuando todavía vivía en Cracovia antes de convertirse en el papa Juan Pablo II.

Fíjate en los preciosos vitrales creados en el siglo XIX por Stanisław Wyspiański, un famoso artista cracoviense.

Ten en cuenta que la basílica no se puede visitar durante las misas.

Torre de antiguo ayuntamiento

Wieża Ratuszowa, en polaco, está situada al lado del Mercado de los Paños y aunque las vistas no son tan buenas como de la torre de la basílica de Santa María, merece la pena pasar su puerta guardada por dos leones de piedra para observar su estilo gótico. 

En la planta de arriba se puede ver el sistema mecánico del reloj y fotografías de la ciudad de siglos pasados.

En el sótano, donde antes estaba la cárcel, ahora se encuentra un teatro.

La Puerta de San Florián

Antiguamente pertenecía a las murallas de Cracovia y era una de las puertas de acceso a la ciudad. Fue construida en el siglo XII y es la única que se conserva hasta ahora.

La puerta está situada en la calle Floriańska que lleva a la Plaza del Mercado y que luego continúa como calle Grodzka, por la cual se va a la colina de Wawel. Este trayecto se conoce como el Camino Real (Droga Królewska).

La Iglesia de San Pablo y San Pedro

Aprovechando el paseo por la calle Grodzka, fíjate en esta iglesia, con una fachada preciosa en estilo barroco con las figuras de los 12 Apóstoles talladas al detalle.

Por dentro no impresiona tanto, ya que la fachada resultó ser más cara de lo previsto 🙂

Iglesia de San Andrés

Se encuentra justo al lado de la Iglesia de San Pablo y San Pedro. Es un edificio románico, construido en el siglo XI. Durante la invasión tártara fue usada como un punto defensivo.

Del interior destaca el púlpito en forma de barco y un Péndulo de Foucault.

Collegium Maius

Collegium Maius alberga ahora el Museo de la Universidad Jagellónica de Cracovia y fue el primer edificio universitario en Polonia. Fue construído en el siglo XV en estilo gótico.

En el museo podemos ver instrumentos antiguos usados en los estudios de cartografía, astronomía, física y química.

Lo más interesante es el patio con arcadas de ladrillo y un peculiar reloj que cada dos horas presenta un desfile de figuras de madera acompañado de música.

Museo Czartoryski

Los Czartoryski son una familia noble muy ligada a la historia del arte en Polonia. En Cracovia se encuentra uno de los museos que alberga la colección donada por la familia.

Ocupa tres edificios históricos donde se pueden ver piezas de pintura, muebles, porcelana, cristal y tapices europeas y armas y antigüedades de Roma, Egipto y Grecia.

Ahí es donde se expone el original de “La dama del armiño” de Leonardo da Vinci.

La Barbacana

Es la parte más interesante de las antiguas murallas. Se trata de un edificio con planta circular, rodeado de una muralla de considerable grosor y un foso, antiguamente relleno de agua. Fue construído en 1499 como respuesta a la invasión Otomana.

No se puede visitar por dentro pero ya solo por fuera es curioso. En este free tour te guiarán hacia la Barbacana y otros lugares imprescindibles en el casco antiguo de Cracovia.

Parque Planty

Es un anillo verde que rodea toda la ciudad vieja de Cracovia. Un parque extenso, llamado el pulmón de la ciudad. Tiene la longitud de unos 8 km y cuenta con jardines de distintos estilos.

Fue creado a principios del siglo XX cuando la ciudad empezó a crecer y se derrumbaron las murallas. Este espacio fue convertido en un parque.

Colina de Wawel

Ahí está situado el Castillo de Wawel, que durante siglos fue la residencia de los reyes de Polonia, y la Catedral de Wawel.

Se hallaron restos que indican que la colina estaba habitada ya en el Paleolítico. Luego se construyó el castillo, en estilo gótico, que fue la primera sede de reyes polacos, que durante siglos fue remodelado y ahora luce un estilo renacentista.

El Palacio Real se puede visitar por dentro y cuenta con diferentes exposiciones: 

  • en el sótano conocerás la historia de la colina y verás los restos góticos del castillo,
  • en las Salas de Estado hay pinturas y muebles de la época,
  • los Apartamentos Reales (solo con visita guiada en polaco o inglés) donde se explican los aposentos de los reyes,
  • el Tesoro de la Corona y la Armería – aquí se reunieron objetos preciosos de la historia de Polonia, armas y la espada de coronación real,
  • Museo de Arte Oriental, con objetos procedentes de Asia.
Castillo de Cracovia, polonia, que ver en cracovia

La Catedral

Se puede decir que es la iglesia más importante de la Polonia cristiana. Es en esta catedral que desde hace siglos se celebran las bodas, bautizos y entierros de las personas más importantes del país, y hace siglos aquí se coronaban a los reyes.

Dentro hay varios puntos de interés que se recomiendan ver (en la entrada puedes llevarte un mapa donde te lo explican), pero lo más impresionante para mi fue ver de cerca la Campana de Segismundo.

Hay que subir unos cuantos escalones pero ponerte debajo de una campana de 12 toneladas hecha en 1520 bien merece la pena.

La Cueva del Dragón de Wawel

Según la leyenda, debajo del castillo de Wawel, hace muchos años, vivía un dragón. Estaba muy hambriento y se comía a los ciudadanos y ningún caballero conseguía terminar con él. Hasta que un día llegó un joven zapatero… 

Ahora se puede ver la cueva del dragón por dentro durante los meses de verano,  y hay una estatua del dragón que echa fuego por la boca delante de ella.

Segundo día: Visita al Campo de Concentración Auschwitz-Birkenau

El segundo día lo dedicamos entero a la visita al campo de concentración Auschwitz y la ampliación de Birkenau.

Nuestra recomendación es que hagas la visita con un buen guía en tu idioma, de esta manera vivirás una experiencia diferente que si la haces sin guía.

En nuestro caso tuvimos un guía muy bueno, que nos hizo poner en situación, además de que la visita la hicimos en diciembre con temperaturas de cero grados.

Auschwitz, Polonia, que ver en cracovia

Sin duda, una visita imprescindible que tienes que hacer en tu viaje a Cracovia. Una visita para tomar conciencia y para que la historia no se vuelva a repetir.

La visita a Auschwitz la puedes contratar por internet. Te dejo este post con toda la información para visitar el Memorial del campo de concentración Auschwitz.

Tercer día: Minas de Sal de Wieliczka. Barrio Judío de Kazimierz

El tercer día aprovecha la mañana para visitar las Minas de Sal de Wieliczka, Patrimonio de la Humanidad desde 1978, otro lugar imprescindible que tienes que conocer y que está muy cerquita de Cracovia.

Una de las habitaciones más bonitas de la mina es la Capilla Santa Kinga, donde todo está hecho de sal. Los candelabros te dejarán con la boca abierta, las esculturas son fascinantes.

La bajada a la mina se hace por una escalera de caracol interminable y luego se sube en un ascensor antiguo que usaban los mineros.

minas de sal de wieliczka, polonia, que ver en cracovia

Visitar las minas de sal de Wieliczka es una excursión para toda la familia, aunque no es apto para personas con movilidad reducida excepto la sala de la Capilla Santa Kinga.

Si vas en temporada alta, reserva tu visita con antelación, ya que, aunque va mucha gente, el aforo es limitado. El tour dura unas 4 horas aproximadamente.

Por la tarde visita el Barrio de Kazimiers

El barrio judío de Cracovia es un lugar que tienes que conocer sí o sí de la ciudad. Es un lugar ligado a la historia de los judíos que ha ido evolucionando en el tiempo.

Entre los siglos XIV y XIX fue una ciudad independiente, habitada mayormente por judíos. Su cementerio alberga grandes rabinos polacos y hasta aquí peregrinan todos los años judíos ortodoxos de todo el mundo.

Pero para los visitantes y los locales, este barrio está de moda, con multitud de pubs, restaurantes y clubs que tienes que conocer.

El más famoso y ecléctico es Alchemia que está en la Plaza Nowy, junto con un montón de bares, pubs y restaurantes para pasar un rato agradable.

Sinagoga Vieja

También tienes que visitar la Sinagoga Vieja (Stara Bożnica) de Cracovia, construida en el siglo XV por judíos checos que llegaron a la ciudad. Actualmente es la sinagoga más antigua de Polonia. 

Dentro se puede ver una parte de la colección del Museo Judío. Por fuera decepciona un poco porque está completamente reformada.

Sinagoga Remuh

Es la más pequeña del Barrio de Kazimierz pero la única que todavía sigue en funcionamiento.

Fue fundada en el siglo XVI por el señor Remuh, un importante filósofo, astrónomo, historiador y geómetra de la época.

Al lado de la sinagoga se puede visitar un antiguo cementerio judío que aún conserva lápidas con inscripciones en hebreo.

El guetto de Podgórze

Cruzando el río Vístula, entramos en el barrio de Podgórze, que durante la ocupación nazi fue convertido en el guetto (como decían los nazis, para limpiar el centro de Cracovia).

No hay mucho que visitar ahí, pero sí que vimos dos lugares que marcan a los turistas: uno son los restos del muro del gueto en las calles Lwowska y Limanowskiego.

Otro es la Plaza Bohaterów (Héroes) donde se construyó un original monumento a las víctimas de los nazis. Fue un homenaje de Roman Polanski, director de La Lista de Schindler.

Durante la guerra, fue en esta plaza donde se reunía a los judíos que iban a ser transportados a los campos de concentración.

En la Plaza Bohaterów se encuentra también la antigua Apteka pod Orłem (Farmacia del Águila), el punto de salvación de muchos judíos de la dura realidad del guetto.

Aprovecha para tomarte algo por aquí y disfrutar del ambiente. Nosotros fuimos al Alchemia, al que tiene las máquinas de coser y a otro más que no me acuerdo, todos muy chulos y bien de precio.

Cuarto día. Fábrica de Schindler

No nos podíamos ir de Cracovia sin visitar la Fábrica de Schindler. Nos fuimos hasta el Gueto de Varsovia, en el barrio hoy conocido como Podgórze. Aquí fue donde los nazis enviaron a la población judía de Cracovia, en sus 320 edificios tuvieron que hacinarse 15000 personas.

La mayoría murió aquí y otros en los campos de concentración de Plaszów y otros en las cámaras de gas de Auschwitz.

Nosotros no pudimos hacer un recorrido por todo el Gueto de Cracovia, pero sí visitamos la fábrica de Schindler.

Me imagino que habréis visto la película “La lista de Schindler” (si no te la recomiendo antes de tu viaje a Cracovia). La fábrica de Oskar Schindler, afiliado al partido nazi e informante de estos se encargaba de esta fábrica de ollas.

Con el tiempo empezó a tomar conciencia de lo que los nazis estaban haciendo y arriesgó su vida para salvar a sus empleados judíos que iban a ser enviados a los campos de concentración, salvó a 1100 personas de un destino fatal.

Dentro de la antigua fábrica conocerás toda la historia de la ocupación nazi en Cracovia (1939-1945). En la última sala hay información sobre la vida de Schindler.

El barrio de Nowa Huta

Si te queda tiempo por la tarde, es interesante visitar el barrio comunista de Nowa Huta. Fue construido por el régimen soviético después de la Segunda Guerra Mundial para alojar a los trabajadores de la cercana fábrica de siderurgia. 

En un buen punto para conocer la historia del comunismo en Polonia, una época difícil que dejó huella en las generaciones recientes del país y prohibió un desarrollo a nivel europeo.Reserva una visita guiada por Nowa Huta aquí.

*Recomendación:

¿Cómo llegar a Cracovia?

Avión. A Cracovia puedes llegar directamente en avión, hay vuelos directos desde muchísimas ciudades. Echa un vistazo para ver el precio desde tu localidad.

Tren. Nosotros llegamos a Cracovia en tren a la estación de Krakow Glowny, ya que viajábamos desde Varsovia. Esta opción es ideal porque muchas veces los vuelos a Varsovia son más baratos, jejeje y así aprovechas, conoces la capital polaca y luego te vas en su “AVE” hasta Cracovia.

Coche. Otra opción es en coche, puedes llegar en tu propio coche si andas de road trip por Europa o puedes alquilar un coche en el aeropuerto o en la ciudad y recorrer Polonia.

Mi recomendación es que recorras Cracovia a pie.

¿Cómo ir del aeropuerto de Cracovia al centro?

Al centro de Cracovia puedes llegar de varias maneras, depende de tu presupuesto la que tu elijas.

Sin reservar puedes ir en Taxi, creo que es la opción más cara unos 20€. Puedes ir en Uber, funciona bien y es más barato que el taxi. O puedes ir en transporte público, bus o tren. Os lo contaré en detalle en otro post.

Si prefieres tenerlo todo reservado con antelación, puedes reservar aquí tu transfer del aeropuerto de Cracovia al Centro. Te cuesta lo mismo que el taxi un coche para 4 personas.

Dónde dormir en Cracovia

En Cracovia tienes muchas opciones de alojamiento, para todos los gustos y bolsillos.

Nosotros nos alojamos en un apartamento a 3 minutos caminando de la Plaza del Mercado. Era pequeño pero estaba en una ubicación estupenda.

También puedes alojarte en hostels y hoteles. Echa un vistazo a los precios de los alojamientos que hay en Cracovia y reserva el tuyo.

Espero que este post te sea útil para organizar tu viaje a Cracovia. Echa un vistazo a nuestro post de una semana en Polonia, por si tienes más días para visitar este hermoso país.

¿Conoces Cracovia? ¿Qué le recomendarías a un futuro viajero?

Planifica tu viaje a Polonia


Last Updated on 14 noviembre, 2022 by Veronica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.