Living Las Vegas: 48 horas para disfrutar de Sin City

Las Vegas es uno de los destinos a los que el visitante, inevitablemente, llega con una idea preconcebida de lo que se va a encontrar. Incontables películas, series y libros se han encargado de fijar el Strip o el Downtown en el imaginario colectivo, por lo que sus calles y enormes complejos hoteleros y recreativos se prestan al juego de reconocer en la vida real los escenarios de nuestras ficciones favoritas (aunque pocas veces sale en la lista de las ciudades de EE. UU.).

Para muchos, esta sensación de falsa familiaridad se hace cansina; otros se sienten como en casa. Sea cual sea vuestro caso, os ofrecemos varias sugerencias que combinan los enclaves más tradicionales con algunas de las últimas propuestas que han triunfado en Sin City, y todo condensado para que se pueda disfrutar en tan solo 48 horas.

Que ver en Las Vegas

Las vegas Fer y Vero

Las fuentes del Bellagio

Todo un imprescindible de cualquier viaje a Las Vegas, que no por manido deja de ser imprescindible. Miles de fuentes disparan chorros de agua a alturas superiores a los 100 metros en una danza única, al son de canciones de Fank Sinatra o Elvis.

Se puede ver cada 15 minutos por la noche o cada 30 durante el día, y funciona tanto para comenzar una velada de desenfreno nocturno como para cerrar un día intenso de turismo de forma refrescante. Si queremos completar la visita con algo más de exotismo, siempre podemos pasarnos por los jardines botánicos del Bellagio Conservatory and Botanical Gardens, que se encuentran dentro del lobby del hotel.

El Bellagio también cuenta con una de las salas de juego más exclusivas de la ciudad, donde encontraremos terrazas privadas y lujosos salones dorados. Las mesas de High Rollers del Bellagio conservan todavía su fama de ser las más suculentas.

Tomar una bebida en una noria de 166 metros de altura

Tendremos que hacer una visita a The LINQ para dar una vuelta en una de las atracciones favoritas de turistas y locales, la noria High Roller. El viaje en esta descomunal estructura dura entre 30 y 40 minutos, tiempo que podremos aprovechar para sacar algunas de las panorámicas más impresionantes de la ciudad.

Si, además, estamos dispuestos a hacer un pequeño desembolso extra, disfrutaremos de un camarero privado que atenderá nuestras peticiones mientras dure nuestro viaje.

Tirarse en tirolina entre dos hoteles

No es la única opción para lanzarse en tirolina en Las Vegas, pero puede que sea la más loca de todas: la VooDoo Zip Line del Rio tiene su origen en el piso 50 de la Masquerade Tower y permite que dos personas se tiren a la vez para recorrer los más de 250 metros que los separan de la Ipanema Tower a una velocidad de casi 50 km/h.

A mitad del camino, y si el subidón de adrenalina te lo permite, no dejes de mirar al este para contemplar una de las vistas más potentes sobre el Strip, mientras que al oeste te encontrarás con las Spring Mountains. Vista la reacción de algunos de sus usuarios, no está de más hacerse un seguro de viaje antes de probar…

Un repaso a la historia más oscura de Sin City en el Mob Museum

El sobrenombre de Sin City que recibe Las Vegas bebe de muchas fuentes, entre ellas la del crimen organizado que tanto atrae a los amantes del cine de Scorsese. En el Mob Museum podrás repasar la historia de los más malvados mafiosos que encontraron en esta ciudad el lugar perfecto para sus tropelías. Desde el museo sale un bus turístico que recorrerá las calles donde Bugsy Siegel comenzó a levantar su ciudad soñada.

Además, podemos aprovechar el recorrido para conocer una de las piscinas más espectaculares del mundo, la del Golden Nugget.

¿Los mejores espectáculos del Circo del Sol del mundo?

El Circo del Sol se ha convertido en un referente internacional de la evolución de los espectáculos circenses, y Las Vegas ofrece dos espectáculos permanentes en teatros construidos específicamente para ellos que son considerados como lo mejor de su obra.

Ka en el MGM y O en el Bellagio obligan a rascarse un poco el bolsillo para pagar los más de 150 $ que puede llegar a costar su entrada, pero pocos son los que se arrepienten del desembolso. Plataformas móviles, grandes ruedas de metal, enormes piscinas que desaparecen bajo un suelo giratorio, hombres en llamas, arqueros y lianas… todo lo que te puedas imaginar –y, sobre todo, grandes dosis de sorpresa– para salir con una sonrisa en el rostro y lágrimas de emoción en los ojos.

Prepara tu viaje a Estados Unidos

Last Updated on 17 febrero, 2021 by Veronica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.