Qué ver en Saint-Malo, ciudad de Corsarios

Saint-Malo es una ciudad fortificada que se encuentra en Bretaña, Francia. Es una ciudad de corsarios llena de historia. Es muy pintoresca y sin duda un imprescindible en tu viaje al Mont St Michel y por el norte de Francia, Bretaña y Normandía.

Qué ver en Saint-Malo en un día

Como visitar Saint Malo

Hay dos visitas que tienes que hacer en Saint Malo, una es por la muralla y otra callejeando por el casco histórico.

El centro histórico de Saint Malo se encuentra rodeado por una gran muralla de granito y tiene varios accesos para poder disfrutar la ciudad desde lo alto. En este post te cuento el recorrido por la muralla. ¿Empezamos?

Saint Malo, Bretaña, Francia

¿Qué ver en Saint-Malo? La ciudad de los Corsarios

La Muralla de San Malo

La muralla de Saint-Malo rodea el centro histórico de la ciudad, fue construida en dos periodos de tiempo diferentes, la primera fue construida entre la edad media y el siglo XVII y la expansión se realizó en el siglo XVIII.

De la muralla original solo queda una parte en el lado oeste de la ciudad,(entre la torre de Bidouane y el bastión de Holanda) y data de alrededor de 1145.

La Gran Puerta y una parte del castillo formaban parte de la muralla original, estos restos los puedes ver en el lado sur de la Plaza Vauban.

Lee: Visita al Mont St Michel por tu cuenta

Saint Malo, Bretaña, Francia

El Castillo de Saint Malo

El castillo se encuentra en la entrada del pueblo, aunque está separado de la muralla. Aloja en la actualidad al Ayuntamiento y al museo municipal de Saint-Malo. El torreón está apoyado en una parte de la muralla del siglo XIV. Se puede acceder a las torretas a través del museo.

Este castillo se mandó a construir por los duques de Bretaña en 1424. Las torres del castillo se fueron construyendo en diferentes momentos del tiempo; la más conocida es la torre Quic-en-Grogne que es diferente y más alta que las otras tres, y fue mandada construir por Ana de Bretaña.

Saint Malo, Bretaña, Francia

De la Puerta de San Tomás a la Torre Bidouane

La puerta de San Tomás fue construida entre los años 1737 y 1742. Tiene unas bonitas vistas a la playa de “L’Eventail” y conserva elementos originales. Si subes por la escalera vas a a llegar a un mirador donde podrás ver toda la bahía hasta la “Pointe de la Varde”.

En frente, en una pequeña isleta, vas a ver el Fuerte Nacional de 1689, al que puedes llegar caminando cuando hay marea baja.

Saint Malo, Bretaña, Francia

Ahora mismo estas sobre la muralla de St Malo, si continuas caminando por ella, vas a llegar al Fuerte de la Reina (Fort à la Reine), que se comenzó a construir en 1758. A sus pies se encuentra el lugar donde explota en 1693 la “machine infernale”. La machine infernale era un barco enviado por los ingleses repleto de pólvora y metralla y su objetivo era estrellarse contra la muralla en la Torre de Bidouane para destruir la ciudad.

Desde aquí se puede ver el lugar donde reposa el escritor Chateaubriand.

Saint Malo, Bretaña, Francia

Hay que situarse en aquel momento, noviembre de 1693, los corsarios de St Malo y los de Dunkerque llevan 8 años interceptando barcos ingleses, mas de 160 barcos hundidos. Es verdad que los corsarios se regían por normas militares y actuaban solo en tiempo de guerra pero para los ingleses St Malo no era una ciudad corsaria sino que era un nido de avispas que había que eliminar.

En aquella época los franceses estaban enfrentados a la liga de Habsburgo dirigida por el príncipe de Orange futuro rey de Inglaterra. Todo un frente de países europeos se habían aliado contra la Francia de Luis XIV, ya que Francia había sido hostil con los españoles con los holandeses y con los protestantes en general. Las políticas de Luis XIV estaban generado muchas tensiones.

El príncipe de Orange desarrollo en secreto en la torre de Londres un plan para destruir St Malo, y el centro de este plan era un navío preparado para que no fuese detectado de noche. Lo pintaron entero de negro y sus velas eran negras.

Lo diseñaron para que tuviera un calado muy bajo, menos de 7 pies que son mas o menos dos metros, lo que le permitía llegar a la muralla, concretamente a la torre Bidouane ya que era esta torre la que servía como polvorín. Llenaron el barco de pólvora y metralla con el fin de hacerlo estallar cuando se estrellase contra la torre y así incendiar toda la ciudad.

La noche del 29 de noviembre de 1693 los ingleses lanzan el barco “la maquina infernal” contra las costas de St Malo, llego sin obstáculo alguno y sin ser visto hasta unos 50 pasos de la muralla, unos 40 metros, y en ese momento un fuerte golpe de viento que venia del oeste precipito el barco contra las rocas que se ganaron después de este suceso el sobrenombre de las rocas de los ingleses.

El barco encalló y el casco se rompió en su parte inferior. Comenzó a entrar el agua y a mojar la pólvora que estaba en las bodegas así que el ingeniero que dirigía el barco decidió prenderle fuego allí mismo pero el efecto fue mucho menos devastador de aquel para el que el navío fue concebido. Tal vez si te adentras en las rocas de los ingleses todavía puedas encontrar algún resto de la metralla.

Desde aquí se puede ver la isla Grand Bé y visitar si la marea esta baja. En esta isla hay un fuerte y además es el lugar donde reposa el escritor Chateaubriand y lejos y al fondo un poco a la derecha puedes ver el fuerte de la conchée que formaba parte de la primera defensa contra posibles invasiones por mar.

Vas a seguir caminando por un tramo de 1855-1864, este tramo se llama Château Gaillard en honor al primer castillo de San Malo del siglo XIV. Aquí vas a ver la estatua de Surcouf, el rey de los corsarios y la casa de Quebec.

De la Torre Bidouane al Bastión de Holanda

La Torre Bidouane es una torre con forma de herradura que se remonta al siglo XV. Aquí comienza la parte más antigua de la muralla, llamada “petits-murs”. Desde arriba tienes una de las mejores vistas de la costa desde la muralla, abarcando desde la Pointe de la Varde al Cabo Frehel y si miras para atrás verás la torre de la Catedral.

Sigue caminando y verás los “Cavaliers des Champs Vauverts”, construido en 1564 como fundición de piezas de artillería, hoy en dia es un jardín publico, la torre de la catedral de Notre-Dame y la playa de Bon Secours, donde se encuentra la puerta de Bés. Y muy cerquita hay una casa del siglo XVI que servía como caseta de vigilancia.

Saint Malo, Bretaña, Francia

Como ya hemos contado, en frente vas a ver el islote de Grand Bé, donde está enterrado Chateaubriand y un segundo islote con un fuerte del siglo XVII, al que se puede llegar caminando con la marea baja sin embargo, cuando hay marea alta se queda aislado.

Ten cuidado si decides ir, hay bastantes carteles avisando de que si te pilla la marea en el islote te vas a quedar aislado, pero mejor eso que si te pilla volviendo! Ya son varios los que se han ahogado!

Por la antigua muralla vas a llegar al Bastión de Holanda de 1674. Aquí se encuentra la Puerta de Saint- Pierre y el antiguo Chiens du Guet.

La expresión chiens du guet quiere decir los perros de la guardia. Era un manada de perros que guardaban la entrada a las murallas por la noche. Se instauro en 1155 y estuvo operativa hasta el año 1770. La mantenían entre todos los vecinos, y de hecho se instauro un impuesto que se llamaba derecho de perrada. Los perros se soltaban durante la noche y en toque de queda para proteger y disuadir a ladrones u invasores.

Sin embargo, la noche del 7 de marzo de 1770 la manada mato y se comió a un oficial de la marina que había intentado pasar escalando la muralla. A raíz de este accidente el alcalde decidió que se sacrificaran a los perros envenenándolos.

En recuerdo de ellos esta la plaza de los Chiens du guet en el que se encuentra el hotel restaurante con el mismo nombre.

Del Bastión de Holanda a la Gran Puerta

Desde el Bastión de Holanda tenemos una hermosa panorámica del estuario de la Rance hasta el cabo Fréhel. Podemos ver otro fuerte construido por Garangeau en la Isla Harbour, que se encuentra frente a Dinard, otra ciudad súper pintoresca que tienes que visitar antes o después de St Malo.

Aquí vas a ver cañones del siglo XVIII y la estatua de Jacques Cartier que fue quien descubrió el estuario de Saint Laurent y quien tomó posesión de Canadá en 1534.

Saint-Malo, Bretaña, Francia

Si seguimos caminando por la murallam veremos tramos de principios del siglo XVIII, algo mas modernos y la playa de Môle, que es la que protege el puerto. Un poco mas adelante vamos a ver las casas de los corsarios entre las que se encuentra la del célebre Robert Surcouf, en el interior justo frente a la Puerta de Dinan.

De la Gran Puerta a la Puerta de San Vicente

Ya vamos terminando el recorrido por las murallas de San Malo. La Gran Puerta era parte de la ciudad medieval y se podía llegar en barco y es la puerta más antigua de la ciudad. Está defendida por dos torres enormes, que fueron restauradas a finales del siglo XVI.

Encima de la puerta vas a ver una copia de una estatua de la virgen del siglo XV. La original se encuentra en la catedral.

Saint Malo, Bretaña, Francia

Desde la pasarela vas a tener una vista en perspectiva de la “Grand Rue” y el campanario de la Catedral de San Vicente.

En 1661, hubo un incendio devastador sobre la Grand Rue (la calle principal de San Malo)

La puerta de San Vicente de convirtió en el acceso principal a San Malo. Aquí vemos el escudo de armas de Bretaña y una inscripción que dice “Potius quam foedari” que se traduce como mejor la muerte que la deshonra.

Curiosidades de Saint – Malo

  • La bandera de Saint-Malo es azul con una cruz blanca y un cuadro rojo, donde se ve un armiño. Esta bandera recuerda los privilegios que tenía esta ciudad cuando era autónoma entre 1590 y 1594.
  • Fue una república independiente de Bretaña y de Francia entre 1590 y 1594.
  • Ciudad de corsarios, es decir, era una ciudad de piratas autorizados por el rey. Podemos ver sus casas y la estatua de Surcouf.
  • Jacques Cartier, el que descubrió el estuario de Saint Laurent y tomó posesión de Canadá en 1534, nació en Saint-Malo en 1491. Su estatua la podemos ver en el Bastión de Holanda.
  • En la isleta que hoy en día cobija el puerto deportivo des Sablons se encuentra el fuerte Alet que en realidad es el primer centro urbano, antes de que se fundara Saint-Malo en el siglo XII.

Donde dormir en San Malo

Si quieres quedarte a dormir en San Malo hay alojamientos intramuros y extramuros. Obviamente, los primeros son más caros y se agotan con facilidad especialmente en fin de semana.

Reserva tu hotel aquí. Encontrarás los mejores precios y alojamientos.

Conoces Saint-Malo? Te gustó? Cuéntanos tu experiencia!!! A nosotros nos gustó mucho, aunque es muy turística.

Last Updated on 15 diciembre, 2020 by Veronica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.