Qué ver en Évora y Estremoz

Évora y Estremoz son dos lugares que junto con Elvas tienes que conocer en Portugal.

A Evora tienes que dedicarle al menos un día entero y Estremoz es ideal para visitarlo el sábado por la mañana cuando hay mercadillo.

Como os contaba en el post de Elvas, nuestra visita a estos lugares tan bonitos de Portugal la hicimos en el puente del 12 de octubre del año pasado y fuimos en la furgo.

Empezamos en Elvas, el sábado por la mañana estuvimos en Estremoz, conocimos su mercadillo de antigüedades y dimos un paseo por el pueblo.

Luego nos fuimos a Évora donde pasamos una tarde, hicimos noche y aprovechamos la mañana para ver lo que nos faltaba.

¿No tienes furgoneta camper? Alquila furgoneta camper o autocaravana aquí.

¿Qué ver en Estremoz?

Estremoz tiene su origen en una alcazaba medieval del siglo XIII. Hoy del castillo no queda mucho.

Su torre del homenaje que se ha convertido en una Pousada, la versión portuguesa de los Paradores de Turismo.

Mercadillo de Estremoz

Nosotros la visita la empezamos “por abajo”, es decir, empezamos por la plaza donde se hace el mercadillo. El lugar, donde los sábados se celebra el mercado de Estremoz se llama Rossio.

que ver en estremoz mercadillo, Portugal

Aquí vas a poder encontrar objetos muy variopintos, desde artesanías en madera, muebles restaurados, hasta instrumentos de la Segunda Guerra Mundial.

Los precios son muy variados, a mí me hubiera gustado comprarme un baúl restaurado, que estaba muy bien de precio, como a un cuarto de lo que costaría en Madrid. Lástima que no teníamos sitio para llevárnoslo.

que visitar en estremoz mercadillo, Portugal

Después de estar disfrutando del mercadillo, nos fuimos caminando hasta el castillo. Es un paseo corto, como mucho serán 10 minutos caminando.

Castillo de Estremoz

Toda esta zona es muy bonita y está llena de historia. Si haces el mismo camino que nosotros entrarás por la Puerta del Sol y muy poco después verás la torre del homenaje.

En esta plaza, además podrás ver la Iglesia de Santa María, la Galería D. Dinis, una estatua de la Reina Isabel. Asómate al mirador y contempla las maravillosas vistas.

que ver en evora portugal

Si vas bien de presupuesto y te apetece pasar una noche en Estremoz, puedes alojarte en el castillo convertido en Pousada. Si no, puedes entrar y cotillear un poquito.

Si continuas caminando pasarás por el Museu Municipal Professor Joaquim Vermelho. Luego vas a ver una callejuela con una verja. Pasa, ahí está la Capilla de la Reina Santa Isabel, el patio del mismo nombre y un bonito mirador.

Si has dejado tu coche abajo, puedes volver dando un paseo por otro camino. Continua hacia el Arco de Santarém, allí puedes girar a la derecha y volver. O puedes continuar un poquito más adelante, ver la Porta de Évora y girar a la derecha y volver.

que ver en evora portugal

Esta es la visita que hicimos nosotros. En Estremoz hay más cosas para ver, hay museos que visitar y más paseos por el pueblo que dar.

Pero si no tienes más tiempo, creo que ésta es la visita mínima imprescindible. Si conoces otros sitios chulos, por favor ¡compártelos en los comentarios!

¿Qué ver en Évora?

Después de visitar Estremoz pusimos camino a Évora, la capital de la región del Alentejo. A solamente 40 minutos de viaje, unos 45 km. Esta ciudad portuguesa se encuentra a mitad de camino entre Lisboa y Badajoz.

Évora es una ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La ciudad al completo es un museo al aire libre.

Los lugares imprescindibles en tu visita a Evora están situados en el centro de la ciuad y son:

  • el templo romano
  • la catedral
  • la Capilla de los Huesos
  • las Casas Pintadas
  • el Palacio Cadaval
  • el Convento de Lóios
  • la Plaza de Giraldo.

El orden para hacer estas visitas te lo dejo a tu elección. Presta atención a la hora de cierre para no perderte nada. El centro histórico de Évora es para disfrutarlo con calma y descubrir las distintas culturas que allí habitaron.

Si prefieres visitarla con guía, reserva aquí tu tour privado.

La Capilla de los Huesos

La Capela dos Ossos en portugués, es una pequeña capilla que hay al lado de la Iglesia de San Francisco, en el casco histórico.

Se construyó en el siglo XVI principalmente por falta de espacio en los cementerios de la región.

Se tuvo que exhumar estos difuntos y un fraile franciscano que quería llevar a sus hermanos hacia la contemplación y transmitir un mensaje sobre el carácter efímero de la vida, decidió trasladarlos a esta capilla.

Capilla de los huesos, que ver en evora portugal

Antes de entrar en la capilla vas a leer este mensaje: Nós ossos que aqui estamos pelos vossos esperamos”. Que en español significa: Nosotros, los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos.

La capilla es pequeña, tiene 18 metros de largo por 11 de ancho y tres ventanitas. Las paredes y las columnas están recubiertas de huesos. Se calcula que se utilizaron 5000 esqueletos de los cementerios de los alrededores para realizar esta obra.

Capilla de los huesos, que ver en evora portugal

Es uno de los monumentos más visitados de Évora. Sin duda llama la atención de los viajeros y a pesar de que es muy turístico, no te dejará indiferente.

Iglesia de San Francisco

Construida en estilo gótico-manuelino, su decoración está estrechamente ligada a los descubrimientos marítimos. Este estilo es único en el mundo entero. Quédate un rato dando una vuelta por esta iglesia para contemplarlo.

Ahí fue enterrado en 1536 el famoso dramaturgo portugues Gil Vicente, que a menudo visitaba a los reyes portugueses en el Palacio Dom Manuel (mira más abajo).

Obviamente, la atracción más popular de la Iglesia de San Francisco es la Capilla de los Huesos.

La Catedral de Évora

En Portugal se la conoce como la Sé de Évora, pero su nombre es Basílica Sé de Nossa Senhora da Assunção. Es la catedral medieval más grande de Portugal y se encuentra en la parte más alta de la ciudad.

Junto a otros monumentos importantes como el Templo Romano, el Museo de Evora o el Forum Eugenio de Almeida.

que ver en Évora portugal

La construcción de la catedral de Évora comenzó en 1186 y fue concluida en 1250. Un tiempo récord para la época. Está construida completamente en granito y hace la transición del estilo románico al gótico.

Como todas las construcciones tan antiguas, sufrió varios cambios durante los siglos. Las dos torres son del período medieval, una es el campanario y la otra es la torre del reloj.

Esta catedral es bastante impresionante, sin duda merece una visita.

El precio de la entrada es de 2€ solo la catedral. Pero también puedes visitar el claustro, el museo, y la vista panorámica.

El precio de la entrada varía, pero la más “cara” es la entrada completa que incluye: Catedral + Claustro + Vista panorámica + Museo: 4,50€.

Museo de Arte Sacra

En el ala norte de la Sé se encuentra el Museo de Arte Sacra de Évora.

Reúne unas obras de arte muy valiosas de todo Portugal, entre las cuales se encuentran el Santo Leño, en plata dorada cubierta de piedras preciosas, y el tríptico en marfil (siglo XII) con escenas de la Virgen, conocido como “Virgen del Paraíso”.

El Templo Romano

El Templo Romano de Évora o el Templo de Diana es uno de los templos romanos mejor preservados de la Península Ibérica.

La historia popular dice que este templo, de inicios del siglo I dC, se construyó en honor a Diana. Aunque en realidad se construyó en homenaje al Emperador Augusto, venerado como un dios en la Época Romana.

Fue modificado en los dos siguientes siglos y en el siglo V, fue parcialmente destruido, cuando estas tierras fueron invadidas por bárbaros.

que ver en evora portugal

Sufrió varias modificaciones a lo largo de los siglos. Por ejemplo, en el siglo XIV servía como caja fuerte del castillo, más adelante se convirtió en el matadero. A mitad del siglo XIX se lo restauró con el objetivo de devolverle su esplendor original. Su estado de conservación es realmente bueno.

A día de hoy, quedan en pie 14 columnas corintias originales y muchos capiteles. Se puede ver el podio y la escalinata en ruinas romanas.

El Templo Romano es una visita imprescindible de Evora, está situado en pleno centro histórico de la ciudad.

Las Casas Pintadas

Las Casas Pintadas de Evora deben su nombre a los frescos que decoran la galería y el oratorio integrados en el jardín. En el siglo XVI se anexionaron al Antiguo Palacio de la Inquisición para servir de viviendas a los jueces del Santo Oficio.

Pasea por los jardines y contempla estas pinturas únicas.

El Palacio Cadaval

El Palacio de Cadaval pertenece a la familia del mismo nombre desde el siglo XIV. Se construyó sobre las ruinas de un castillo morisco y ha sufrido muchas modificaciones a los largo de los siglos. Por ello, hoy podemos ver una combinación de estilo mudéjar, gótico y manuelino.

Se encuentra frente al Templo Romano de Évora y en su interior cuenta con varios pisos, dos jardines interiores y una iglesia que es el panteón de todas las generaciones de los duques de Cadaval.

Una de las torres tiene forma pentagonal y anteriormente formaba parte de las murallas de Évora.

Quizás lo más interesante del palacio son sus salones donde se pueden ver exhibiciones de objetos de armería, pinturas y esculturas de los siglos XV-XVIII.

En el recinto está localizada la iglesia de San Juan Evangelista, construida a finales del siglo XV y conocida por el nombre de Igreja dos Lóios (de la Orden de Santo Eloi).

Es considerada una de las iglesias privadas más bellas de Portugal, gracias a los azulejos pintados a mano en el siglo XVIII que cubren las paredes.

Murallas de Évora

Las murallas forman parte del conjunto histórico de Évora de la UNESCO, Patrimonio Mundial y son monumento nacional portugués desde 1922.

Distintas cercas de las murallas fueron siendo construidas durante siglos, a medida que la ciudad crecía.

La cerca vieja, la más pequeña, es de origen romano-medieval y rodeaba la ciudad cuando todavía no era muy grande. A ella pertenecía la Porta de Dona Isabel, un arco romano que sigue en pie.

La segunda muralla, la cerca nueva, fue construida cuando la ciudad de Évora creció, en el siglo XVI y luego iba siendo renovada.

El Convento de Lóios

El Convento de Lóios se encuentra entre la Catedral de Evora y el Templo Romano y muy cerquita de la plaza de Giraldo.

Este era el antiguo monasterio de San Juan Evangelista o de los Loyos, de la congregación de los canónigos regulares.

que ver en evora portugal

El monasterio fue fundado en 1487, por el primer conde de Olivenza y construido con el permiso del rey Juan II de Portugal en terrenos donde anteriormente se alzaba el castillo de origen árabe de Evora.

En 1834, se dio la orden de cerrar todos los monasterios y conventos de Portugal, y éste quedo deshabitado por largo tiempo.

Este convento del siglo XV aún conserva trazos de su arquitectura original, como los claustros del patio interior. En la actualidad, ha sido convertido en Pousada. Tras las remodelaciones y adaptaciones necesarias que se le hicieron en 1965.

Tiene restaurante, bar y piscina y te puedes alojar en las antiguas celdas (habitaciones) de los monjes.

Plaza de Giraldo

La Plaza de Giraldo es la más conocida de Évora y todo un ícono de la ciudad. Se construyó entre 1571 y 1573. Está dedicada a Geraldo Geraldes “el Sin Pavor”, que conquistó Évora a los moriscos en 1167.

En la Praça de Giraldo tuvieron lugar hechos muy importantes para la historia de Portugal, por ejemplo la ejecución de Fernando Duque de Bragança en el siglo XV o la quema de las víctimas de la Inquisición en el siglo XVI.

Una de las cosas que más llama la atención de esta plaza es la fuente de mármol de estilo barroco y vas a ver que tiene una corona. Según la historia popular, Felipe III de España, en 1619, entendió que la fuente era digna de ser coronada.

que ver en evora portugal

En esta plaza también podrás ver la Iglesia de Santo Antão (Iglesia de San Antonio), su construcción se inició en 1557 por orden del Rey Henrique, y es una de las iglesias más importantes de Evora.

En el interior destaca el panel São Miguel e a suas Almas, pintado por Jeronimo Corte Real, un artista de Évora del siglo XVI, y las altísimas columnas jónicas que sustentan el techo.

Fue construida encima de las ruinas de la ermita de São Antoninho, y para la construcción de ésta fue derribado un arco de triunfo romano. El altar actual tallado en mármol procede de la ermita.

La plaza en general llama la atención, tiene edificios muy llamativos, como en el que ahora se encuentra el banco de Portugal, que anteriormente estaba relacionado con la inquisición.

Si vas en fin de semana esta plaza estará llena de mesas y sillas de los bares de los alrededores. Aprovecha para tomar algo y contemplar la vida de Evora.

Aquí se encuentra también la Oficina de Turismo.

Palacio de Dom Manuel

Este palacio se encuentra en el Jardín Público de Évora. Fue construido en el siglo XV por Don Alfonso V como Palacio Real.

Pero fue durante el reinado de Don Manuel cuando ganó el esplendor, se le añadieron los jardines y se construyó la Galería de las Damas (la única parte que sigue en pie hoy en día).

Durante muchos años las familias reales vivían ahí de forma estable. Uno de los invitados más célebres en el palacio fue el famoso dramaturgo portugués Gil Vicente.

A partir de la mitad del siglo XIX quedó abandonado y en parte derrumbado para construir el mercado de Évora.

Hoy en día merece la pena dar un paseo por el Jarín Público y de paso visitar lo que queda del Palacio de Dom Manuel, restaurado e inscrito como Monumento Nacional.

Museo de Évora

Fue creado poco después de la biblioteca pública, en 1804. Su fundador, el Arzobispo de Évora Frei Manuel del Cenáculo, poseía una colección de arqueología y arte y decidió presentarla ahí.

Entre más de 20 mil piezas podemos encontrar pinturas y esculturas de la Edad Media y el renacimiento, cerámica, azulejos típicos de Portugal, joyería y retablos.

Acueducto de Évora

Su nombre oficial es Aqueduto da Água de Prata y fue construido por la orden de Dom João III entre 1532 y 1537 para abastecer de  agua a los habitantes de la ciudad. El arquitecto fue Francisco de Arruda que diseño también otras edificaciones en Évora.

La inauguración fue un gran acontecimiento, con el rey y la corte presentes, y tuvo lugar en la Plaza de Giraldo. Es entonces cuando se inauguró también la fuente de la plaza, remodelada posteriormente al estado actual.

acueducto de Evora

Con el tiempo se iban añadiendo más fuentes en Évora abastecidas con el agua que llevaba el acueducto, como por ejemplo: Puertas de Moura, Portas de Avis, Chão das Covas y la fuente y tanque del Rossio de São Brás.

En total fueron 18 kilómetros de longitud construidos originalmente. Sufrió varios daños y fue reconstruido unas cuantas veces. Ahora forma parte de la lista de Monumentos Nacionales de Portugal desde 1910.

¿Qué ver en los alrededores de Évora?

Crómlech y Menhir de los Almendros (a 30 minutos en coche)

Si vas bien de tiempo puedes ir a Crómlech y menhir de los Almendros, está a unos 30 minutos en coche. Es un conjunto impresionante de 95 monumentos megalíticos.

Están dispuestos en dos círculos concéntricos que presentan algunas marcas geométricas. Muy cerca, hay un menhir de 3,5 metros de altura que se encuentra aislado.

Mira que empecé este post pensando en no enrollarme mucho, pero al final… Cuéntame cuáles son tus imprescindibles de Estremoz y de Évora. Si conoces algún sitio chulo para comer, déjanoslo en los comentarios.

Portalegre

Lo mejor es aparcar donde la antigua fábrica de corcho, que queda en las afueras, pero lo suficientemente cerca para entrar la parte vieja andando. De paso puedes visitarla y la que está al lado también, es una fábrica de tapices.

Ve andando por las calles empedradas, hasta llegar a la Plaza del Ayuntamiento donde se encuentran los edificios más emblemáticos y las tiendas con productos típicos de corcho.

Merece la pena visitar el Convento de Santa Clara y el castillo (¡donde puedes entrar con el perro!).

Monsaraz

Este pequeño pueblo, situado en la cima de una colina, es uno de los pueblos fortificados más bonitos de Portugal.

Sus calles pequeñas y empinadas, la Iglesia de Nuestra Señora del Lago, el ayuntamiento y el Pelourinho y un antiguo hospital en el que se encuentra el museo de arte sacro, merecen la pena una escapada de medio día desde Évora.

Monsaraz

Además, situado en el corazón de Alentejo es el sitio perfecto para probar la sabrosa comida de la zona en uno de los restaurantes con terraza y vistas.

Mourão

Es un pueblo pequeñísimo con un castillo que formaba parte de la línea de defensa en la frontera con España. Totalmente encerrado dentro de una muralla y con una iglesia de estilo manuelina incrustada en ella, bien merece el desvío de tu ruta.

Si eres fan de deportes acuáticos, a un paso está el embalse de Alqueva, un buen lugar para estar al aire libre.

Marvão

Otro pueblito amurallado, situado en lo alto de una colina. El castillo impresiona, y más aún las vistas desde arriba. Este pueblo recibe bastante menos visitas turísticas que los otros por la zona.

Ahora ya tienes claro clarísimo qué ver en Évora y alrededores, así que prepara tu equipaje, no te olvides del seguro de viaje y ¡a touristear! 😉

Marvao

Planifica tu viaje a Portugal

que ver en Evora y Estremoz

Last Updated on 23 noviembre, 2022 by Veronica

2 comentarios

  1. Muchas gracias por este post! Nos ha sido muy útil en una escapada que acabamos de hacer por la zona, que es una maravilla. Nos ha quedado por ver alguna zona de Évora y Elvas que tiene pinta de ser muy interesante. Volveremos seguro!

    1. Muchas gracias por tu comentario! La verdad que Evora, Estremoz y Elvas es una zona muy bonita de Portugal y no está masificada. ¿Qué fue lo que más te gustó?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.